Equipos y emociones


ser yo.png

Empiezo a tomar conciencia de lo que supone ser yo.

Me he ido liberando de las creencias y del condicionamiento que desde que somos niños nos ha sido impuesto

Durante muchos años me he dado cuenta que no he sido yo

Después de muchos años, me he ido encontrando a mí mismo

Trato de no actuar como un “pollo sin cabeza” en un hacer frenético

Me he observado a mí mismo y he dejado de engañarme.

He dejado de prohibirme, culparme y limitarme.

Trato de no ser arrogante ni de imponer nada a los demás

Me he liberado de la comodidad y del miedo.

Ya no temo tanto lo que piensan o digan otros, ni busco imitar a nadie

Ahora no me siento tan dependiente de lo que piensan los demás,

Hoy no soy tan esclavo del agradar a los demás

No necesito tanto el reconocimiento de otros.

Tampoco quiero que los demás cambien o sean como yo quiero que sean

No me exijo tanto ni exijo a los demás

Trato de aceptarme y amarme.

Estoy dejando de juzgarme y trato de no juzgar a nadie

Tengo mi propio proyecto de vida, un sentido de propósito vital.

Estoy más en lo que pasa dentro de mí que en lo que pasa “fuera”

No quiero convencer a nadie ni tengo razón

Aprendo cada día y miro con curiosidad.

Soy mi propio referente.

Rindo cuentas a mi mismo

Aprecio el aire, el mar, los montes, los sabores, las caricias y el juego…

Me siento conectado con lo que pasa a los demás

Doy gracias por todo y por nada

Saboreo las pequeñas cosas de la vida.

Tomo conciencia de lo que supone ser mi auténtico yo

Confío en la vida

Y estoy en paz conmigo.

Actúo en conciencia

Ayudo a otros a que sean ellos mismos

Estoy en coherencia con mi auténtico ser.

 

Tomas Elorriaga

http://www.humaning.es

http://www.banpro.es

Anuncios

Desviación hacia lo negativo.-

Nuestro instinto de supervivencia nos lleva a fijarnos en los peligros, en lo que puede fallar, en los fracasos y en las debilidades.

Por esta razón padres, profesores y jefes han incidido más e inciden mas en nuestras debilidades que en destacar nuestras fortalezas y potencialidades

Así el sistema educativo, familiar y empresarial promueve que las personas se dediquen a mejorar sus debilidades y descuiden sus fortalezas. ¿Cuál es la consecuencia? Todos nos acercamos a la media, al 5, a lo normal, a lo mismo…demasiada uniformidad, poca variedad y mucha mediocridad que nos aleja de la eficacia, innovación y el bienestar.

Aunque en las empresas en la gestión del desempeño llamemos “Áreas de Mejora” o “Potencial de Desarrollo” sabemos que el foco atencional está en las debilidades nuestras y de los demás. Con el tiempo, nadie destaca por nada especial.

Deja de poner tu atención en las debilidades!!

Las debilidades suelen ser en número más que las fortalezas. Son demasiadas. Renuncia a ser perfecto y acepta que no es posible no tener debilidades.

Invertir mucha energía y tiempo en mejorar las debilidades va a tener peores consecuencias que invertir tiempo y energía en desarrollar tus fortalezas.

Cuando nos centramos en mejorar las debilidades, los estados emocionales no son agradables, sentirás culpa, tristeza, ira y miedo. La energía para convertir una debilidad en fortaleza te va a agotar, porque no te gusta, no es tu preferencia y “no serás tu” sino un sucedáneo mediocre de ti mismo en el mejor de los casos que la corriente lleva a donde no quiere ir. A veces debemos afrontar el desarrollo de alguna debilidad.

El potencial de mejora de las debilidades aparentemente parece alto. Si tengo un 2 sobre 10, parece que el potencial de mejora es alto pero debemos tener en cuenta que nuestra forma de pensar, sentir y actuar que exige mejorar esa debilidad, no es la nuestra. Dicho de otra manera, las debilidades no se convertirán en fortalezas y las fortalezas pueden desarrollarse y crear mi mejor versión.

¿Qué es una fortaleza?

Es una capacidad o habilidad que posees, que despliegas de forma automática porque tienes esos dones y que utilizas habitualmente.

La noción de uso y práctica del talento es importante, porque si dejas de entrenar, usar y mejorar tu talento…se puede ir perdiendo la fortaleza.

Eso sucede en trabajos en los que no utilizas ciertos talentos y se van perdiendo dichas fortalezas con el tiempo.

Un buen día te das cuenta que ya no dibujas o ya no escribes o ya no imaginas o ya no haces deporte como hace años. Has dejado de ser tu esencial. No me extraña que mucha gente caiga en la apatía o tristeza. Ya no son ellos mismos sino un mediocre sin chispa.

Pon tu atención en las fortalezas!!

Las investigaciones destacan que “tu mejor versión” y eficacia va a venir de la mano de tus fortalezas y pasiones. Porque las fortalezas pueden ser desarrolladas todavía mas. Te vas a diferenciar de otros y vas a crear tu propio estilo gracias a tus talentos…no gracias a no tener debilidades. Tienes que elegir conscientemente.

Potencia lo mejor de ti. Lo mejor que puedes hacer con tus debilidades es conocerlas y buscar con que otras personas puedes complementarte, es decir, quien tiene como su fortaleza, tu debilidad. Así podrías hacer sinergia, crear equipo y multiplicar tu eficiencia.

Si eres padre, madre, jefe…desarrolla tu fortaleza y liderazgo positivo empezando por ti mismo

Animo!!

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

Para saber mas Organizaciones, Equipos y Liderazgo:

http://www.banpro.es/

Para saber mas a nivel Personal:

http://www.humaning.es/

fortaleza

Conciencia de la necesidad de un nuevo Liderazgo para un nuevo Tiempo.-

Estamos viviendo un periodo de grandes reestructuraciones, en el que todos los sistemas económicos, empresariales, sociales, tecnológicos, comerciales, gubernamentales… deben ser repensados, pero todavía no han emergido los nuevos diseños. El momento es de gran cambio permanente y multidimensional; cambia todo y mucho. Lo que antes funcionaba bien, ahora no funciona.

Las empresas decidieron transformarse, creando nuevos modelos de negocio y ofreciendo nuevos productos innovadores, nuevos servicios diferenciadores y demandando nuevas formas de trabajo, nuevas competencias, nuevos valores, nuevas relaciones… Esta situación convierte nuestro entorno laboral en el más volátil, imprevisible, complejo y ambiguo de la historia…y necesita de un nuevo modelo de liderazgo.

Los datos sobre compromiso en plena era del conocimiento, es que cerca del 90% de los profesionales no están emocionalmente comprometidos con sus organizaciones, tienen menor rendimiento y el 80% deja su empresa por su mala relación con su jefe, perdiendo talento valioso e imprescindible para la empresa.

La gran mayoría de los líderes son conscientes de las limitaciones actuales en los enfoques clásicos del liderazgo y requieren nuevos modelos de gestión social para optimizar el rendimiento y asegurar los resultados de sus organizaciones.

El Liderazgo Positivo. Pequeños cambios, grandes resultados.-

Resulta obvio en plena economía del conocimiento que no tener empleados comprometidos se paga muy caro en las empresas.

Si hubiera que destacar un factor clave que influye significativamente sobre el compromiso, el clima laboral, las relaciones , equipos y resultados en las organizaciones, es el estilo de liderazgo.

¿Qué estilo de liderazgo? Si el talento es clave para generar el conocimiento que requieren los procesos de innovación, los “trabajadores del conocimiento” son los propietarios de sus talentos y no requieren imposiciones, ni controles jerárquicos, ni antiguos patrones de jefatura clásica. Los modelos antiguos de evaluación, liderazgo, remuneración, comunicación…son inadecuados.

Las organizaciones están diseñadas para la estabilidad por lo que los líderes especifican qué se espera de los empleados, quién depende de quién, cuáles son los objetivos, qué procedimientos se emplean y se les controla para chequear que lo hacen.

El desafío del nuevo liderazgo es influenciar y movilizar a las personas, para que desarrollen la motivación para hacer lo que se “debe” hacer. El desafío del nuevo líder es ayudar a crear lo nuevo y movilizar a las personas para implementar estos cambios. Las personas flexibles, adaptables, seguras y optimistas superarán a las más rígidas, temerosas y pesimistas, difíciles de cambiar. Un líder positivo define y transmite su visión optimista, establece objetivos desafiantes, moviliza e incentiva, sin mandar ni imponer nada.

Tras años de enfoque en lo negativo, en el estrés, ansiedad, depresión, problemas… surge la Psicología Positiva con Martin Seligman que se centró en las evaluaciones de personas en empresas que presentaron resultados extraordinarios.

El liderazgo positivo busca resultados extraordinarios, es un liderazgo de desviación positiva. Una de las claves es la desviación hacia lo positivo y centrarse en las brechas de abundancia en vez de escasez-carencia. “Lo contrario de lo malo, no es lo bueno, sino lo excelente” decía Javier Elorriaga (Ingeniería Humanística 2000).

Implementando las 4 claves del Liderazgo Positivo.-

Como aumenta cada vez más la sensación de inestabilidad en las organizaciones, la mayor garantía de futuro es establecer una nueva relación con los profesionales.

La mayoría cree que cuando los negocios les vayan bien, tendrán bienestar y podrán hacer inversiones; pero están profundamente equivocados. Su creencia es que los resultados van a crear el buen ambiente y compromiso que necesitan, pero es justamente al revés. Sólo una minoría de líderes saben cómo crear nuevas realidades. El bienestar no es la consecuencia sino la causa de resultados y puede ser permanente y estable.

El Liderazgo Positivo es la innovación en la gestión de las personas. Combina una visión positiva ilusionante con la generación de climas y relaciones emocionales positivas, con un alto propósito para permitir que surja la confianza y la ilusión que permitan el compromiso voluntario de los profesionales.

El rol de los líderes es crear entornos donde las personas trabajen desde sus fortalezas permitiendo una actuación extraordinaria, centrándose en lo que eleva a las personas, lo que marcha bien en las organizaciones, lo que sabemos hacer, lo que es estimulante, lo que se ha experimentado como bueno y lo que es positivo.

Las investigaciones comprueban que la existencia de un Clima Positivo, donde prevalecen las emociones positivas, conduce a la optimización de la actuación de los individuos y de los grupos y al alcance de desempeños superiores a lo normal.

El trabajo cognitivo se hace mejor desde estados emocionales positivos. Cuando sentimos emociones agradables, somos más creativos, estamos más motivados, formamos mejores equipos y relaciones, estamos psicológicamente mas cerca de “nuestra mejor versión” y físicamente tenemos mejor salud.

Inducir y fomentar estas emociones (alegría, confianza, amor, apreciación, etc.) y reducir emociones negativas (miedo, rabia, ansiedad, etc.) provoca un aumento significativo de la capacidad cognitiva, de la retención de informaciones, de la creatividad y de la productividad de los empleados, que se sienten más seguros y aumentan su desempeño y productividad.

Las relaciones sociales positivas –las conexiones que elevan el espíritu asociadas con interacciones interpersonales de los individuos– tienen efectos beneficiosos sobre numerosos aspectos del comportamiento humano y de la salud. De hecho, abundantes estudios reflejan que las relaciones sociales positivas afectan a los sistemas hormonal, cardiovascular e inmunológico, mejorando, por lo tanto, la salud, el bienestar, el rendimiento en el trabajo, las relaciones y los resultados.

Estos líderes positivos identifican entre sus empleados a quienes vigorizan positivamente a otros y los apoyan. Esto es importante porque las investigaciones confirman que la energía positiva es cuatro veces más importante para pronosticar el desempeño.

La búsqueda del sentido de la vida es una necesidad humana universal y la relación entre este sentido y el significado del trabajo es un factor fundamental. Las personas que consideran que su trabajo es sólo un empleo, buscan beneficios financieros y materiales y tienen un desempeño normal. Por otro lado, los individuos que hacen lo que les gusta y su trabajo es su vocación, sienten su trabajo como una contribución social tienen un desempeño superior al normal. Cabe al líder ayudar a cada uno de los liderados a encontrar su vocación y desarrollar un sentido y significado positivos de su trabajo. 

El liderazgo positivo muestra que para obtener resultados extraordinarios, los líderes deben aprender a crear un ambiente de trabajo extremadamente positivo. Deben aprovechar los puntos fuertes de cada uno, en vez de concentrarse simplemente en las debilidades. Los líderes deben aprender a elogiar y promover emociones positivas como aprecio, comprensión, esperanza, humor, optimismo, gratitud y perdón. Tienen que desarrollar e incentivar las relaciones de apoyo mutuo a través de una comunicación positiva en todos los niveles y brindar a los liderados un profundo sentido de significado y propósito del trabajo.

Los líderes predican humildad y hablan de escucha, pero hay demasiado ego y existe una profunda desconexión entre lo que se es, lo que se dice y lo que se hace. No nos sorprenden los bajos niveles de compromiso, confianza, y los bajos rendimientos. “Lo que haces habla tan fuerte que no puedo escuchar lo que dices”.

 Para conseguir implementar los nuevos conceptos del Liderazgo Positivo se debe ir más allá de saber unas técnicas, debe haber un cambio de comportamientos y actitudesSe deben desarrollar nuevas creencias y valores. Se debe tener el coraje de creer que se puede ir más allá de lo normal, confiar en la capacidad y en la buena voluntad de las personas, en las posibilidades de la excelencia superior al límite.

Una ventaja competitiva difícil de copiar es generar contextos donde los profesionales puedan elegir estar comprometidos, por eso el liderazgo positivo es el modelo que mejor se adecúa a la empresa orientada a las personas, a la organización basada en el conocimiento, a la empresa innovadora, y a la organización saludable, y, por cierto, es enormemente rentable.

foto tomas 2018

Tomas Elorriaga

Director de BANPRO

www.banpro.es

compromiso

El aprendizaje y la transformación, sin menospreciar a la parte cognitiva, tienen una profunda base emocional. (Javier Elorriaga Bilbao en su libro Ingeniería Humanística 2000).

Javier Elorriaga Bilbao (1935-2014) demostró que el aprendizaje aumentaba cuando se involucra al cuerpo, es decir, que tomar parte, sentir, tocar y hacer en interacciones con los demás…. aumenta tanto el aprendizaje como el recuerdo mucho mas que solo ver y oír. Por tanto la dimensión clave del aprendizaje es corporal, emocional a inconsciente. (La Ingeniería Humanística es una disciplina que combina conocimientos y metodologías de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación a nivel personal, educativo, empresarial y social.)

La importancia de gestionar la atención

Disponemos de la atención como una brújula, como un mecanismo de orientación. Tenemos una atención inconsciente biológica que se orienta automáticamente a lo que se mueva, se oiga, se sienta… pero es la atención consciente la que necesitamos para aprender y evolucionar.

La atención consciente es necesaria para que veamos lo que miramos, para que escuchemos lo que oímos, la atención es necesaria para entender lo que escuchamos, para aprender y para que recordemos lo aprendido. La atención es una capacidad limitante por su escasez y si algo no tiene el enfoque atencional no existe, no se escucha, no se ve, no se aprende y no se memoriza.

En un entorno estresante , la atención se dirige hacia lo peligroso o amenazante, desapareciendo al instante de otros estímulos potencialmente interesantes y la curiosidad y el aprendizaje desaparecen.

Solemos a veces prestar atención a lo que hacemos aquí y ahora pero para aprender necesitamos una atención anticipatoria, buscadora y alimentada por una o varias emociones agradables que hacen de guía, de movilizadoras y de atractores.

La atención es una ventana que se abre por dentro de cada persona. Cada uno elige libremente donde la pone y no puede estar en varios sitios en el mismo espacio-tiempo.

La atención no se pide, la atención no se exige, ni se impone…no podemos obligar a estar atentos, el interés  no se fuerza, sino que se despierta, se causa y se genera a través de emociones como la sorpresa y la curiosidad.

curiosidad

¿Desde que emociones podemos mejorarnos o transformarnos?

La sorpresa por ejemplo, es clave porque es un mecanismo biológico automático de prestar atención con los 5 sentidos al estímulo sorprendente. Curiosamente, aunque es una emoción muy breve, te saca súbitamente de la rutina y el foco atencional se reduce al estímulo perdiendo temporalmente la capacidad de ser lógico, es decir, la información entra en nosotros sin pedir permiso. Por eso lo inesperado, lo diferente y la novedad resulta atractivo y es un buen antídoto de la rutina, de lo monocorde, homogéneo y de lo aburrido.

Aunque si a alguna emoción le debemos dar el peso mayor en el aprendizaje es a la curiosidad. No se escribe mucho sobre la curiosidad, de hecho, algunos no saben que es una emoción.

La tenemos por defecto de niños cuando preguntamos, miramos, tocamos…es la atracción que genera en nosotros lo nuevo, lo diferente…y es entonces cuando algo se convierte en interesante y puede llegar a ser una pasión vital.

La curiosidad resulta clave para la supervivencia. Los circuitos de la curiosidad son los mismos que usamos para buscar agua, alimento, sexo.. es decir, la curiosidad es un mecanismo biológico de supervivencia. Y dado que tiene el neurotransmisor dopamina como el sexo, alimento… es fuente de placer, es decir, aprender desde la curiosidad resulta placentero. Dado que la curiosidad muestra actividad en estructuras límbicas como el hipocampo y en el córtex prefrontal, existen evidencias del papel de la curiosidad en la memoria y en el aprendizaje.

La curiosidad es el Deseo de ver, observar, averiguar o investigar  algo con atención, son las ganas de escuchar, es el interés en saber, la motivación de probar y la expectativa positiva de hacer algo diferente ante situaciones de aburrimiento, duda, incertidumbre, desconcierto, problemas, incongruencias, contradicciones, paradojas…que nos hace buscar una información o conocimiento específico y guardarlo en nuestra memoria.

La curiosidad permite poner la atención fuera de nuestra conversación privada, permite alejarse de la “cháchara mental” imparable que tenemos con nosotros mismos, liberarnos de hacer juicios  y poner la atención en los objetos, en las personas o en los hechos que nos rodean…y en nosotros mismos. Podemos conectar con temas, personas u objetos sin juicio crítico previo, con foco abierto, con ansia de aprender… es el enfoque y la actitud ideal ante lo desconocido.

La curiosidad nos saca de la apatía y  nos impulsa a preguntar a otros y a preguntarnos a nosotros mismos “por que”, “como” y “para que”. Quien no pregunta no enriquece su punto de vista con la opinión de otros, no recoge nueva información de puntos de vista diferentes, no conecta con quienes piensan diferente…podría quedarse en un enfoque único, rígido y limitado. Las preguntas surgen en nuestro córtex cerebral y las verbalizamos después de que nuestro sistema límbico se ve activado por la dopamina y la serotonina.  Si el miedo nos frena o nos hace escapar, la curiosidad hace el efecto opuesto y complementario. La curiosidad nos hace movernos, nos activa y nos impulsa a la acción hacia lo desconocido, lo nuevo, lo incierto, lo misterioso…sin miedo, con apertura y deseo de aprendizaje.

Muchas personas se han instalado en su zona conocida, en lo que ya es, en lo que hay…y en esa falsa sensación de seguridad útil, desconectan su curiosidad, como si ya no fuera necesario aprender, como si ya no se requiriera descubrir, como si ya no hubiera nada que crear, nada que explorar o nada que innovar. Están literalmente viviendo en el pasado, cerrados al nuevo conocimiento y con respuestas rígidas no adaptadas a las nuevas realidades.

Frecuentemente tememos el futuro, tenemos miedo lo que vaya a suceder, pero el control del futuro no es posible ni tiene sentido, en cambio una actitud de apertura a la curiosidad y confianza, puede ser lo mejor para una respuesta adecuada a la situación que se nos presente.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a vivir con curiosidad

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

 

El emoprendizaje es una disciplina nueva que combina conocimientos y metodología de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Tecnologías de Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación personal

Tu Aprendizaje es emocional.-

¿Qué es el aprendizaje? El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado de la experiencia, la interacción, el razonamiento, las sensaciones, las emociones y la observación.

Hay que saber que el aprendizaje tiene un fundamento cerebral y neuronal. “Es la variación en las conexiones sinápticas que produzcan cambios en el comportamiento y pensamiento”. En otras palabras sabiendo lo escasa que es la atención, es necesario abrir la curiosidad para generar interés y que se produzca el aprendizaje.

Captar y centrar la atención es el paso previo al aprendizaje y a la memorización. Algunas estrategias que puede utilizar son la anticipación positiva, la novedad, el misterio, las historias y anécdotas, los intereses individuales , el humor, la sorpresa y la curiosidad, el optimismo y el entusiasmo.

2 mecanismos de Aprendizaje.-

Daniel Kahneman describía 2 sistemas para tomar decisiones, el sistema 1 y el sistema 2, el primero emocional y el segundo racional. De la misma manera parecen existir 2 mecanismos de aprendizaje; el Aprendizaje Cognitivo; y el Aprendizaje Emocional.

El Aprendizaje Cognitivo exige un alto consumo de energía puesto que requiere por un lado un esfuerzo consciente  con una atención permanente y enfocada difícil de lograr y además una repetición constante sostenida en el tiempo para la memorización. Los resultados: No se recordará con facilidad puesto que queda más en la memoria de corto plazo ya que no tiene anclaje emocional ni sensorial, es decir, no se integra tanto a nivel inconsciente.  Es decir, exige mucha persistencia y energía en un proceso de aprendizaje lento y costoso.

El Aprendizaje Emocional es un aprendizaje que no exige tanto esfuerzo y energía, no requiere tanta repetición, funciona de manera inconsciente y automática y debido a que tiene una gran implicación sensorial y emocional, es rápido y deja memorias imborrables por muchos años.

¿Que sistema de aprendizaje deseas utilizar para ser la mejor versión de ti mismo?

Aprende a gestionar tu transformación emocional

Para empresas:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

emoprendizaje

Normalmente lo que me inquieta, quien me altera es alguien de fuera, son otros, son los demás.

Y queremos que cambien!!! y además queremos que sean como nosotros queremos que sean. Deseamos la parte buena de la vida, sin la adversidad, sin el dolor, sin la pérdida, sin lo amargo…

Este estado de no aceptación, de estar en lucha con lo que es nos puede estresar y hacer daño a nosotros mismos a nivel mental, emocional, físico y social.

Voy a ser directo:

  1. Tu percepción crea tu realidad
  2. Puedes empezar a pensar que lo que para ti es realidad, no lo es en realidad.
  3. Las cosas no son objetivas, la realidad no se percibe, se interpreta.
  4. Proyectas primero la realidad que percibes, es decir, lo que ves fuera está dentro de ti y no al revés.
  5. Tu pasado se proyecta al futuro, tus creencias y valores se proyectan, aunque esas creencias sean heredadas hace mucho tiempo de familiares y amigos.
  6. Las expectativas negativas pueden afectar a nuestra percepción y corporalidad de forma negativa.
  7. No me afecta nada externo sino mi interpretación interna de lo que pasa.
  8. Mis suposiciones y juicios son falsos.

Casi todos los cambios profundos empiezan en ti y empiezan por la percepción

Nuestro poder radica sobre todo en cuestionar y revisar nuestra percepción

Animo

Tomas Elorriaga

percepción

Solemos hablar de personas que se quejan, familiares o amigos que tienen depresión o ataques de ansiedad y que nos contagian sus emociones, pareja que no escucha, hijos que no nos hacen ni caso, vecinos cargantes, barrios peligrosos…

A nivel laboral hablamos de jefes tóxicos, empleados corrosivos, clientes exigentes, malos ambientes laborales…A nivel social tenemos políticos corruptos, noticias desgarradoras…

Al final acabamos emocionalmente pringados de emociones no agradables.

Pero tenemos a muchos para culpar de nuestro estado emocional.

Tendemos a ver a los otros como causantes de nuestro malestar, los demás nos “ponen enfermos”, “me alteran mi calma”, “nos sacan de nuestras casillas”… fuera de mi están quienes me alteran emocionalmente.

La culpa a los demás nos lleva a sentir rabia, ira…incluso a desear una sanción o castigo a los causantes…pero es peor, nos enferma, nos lleva a perder poder, a alejar de nosotros la responsabilidad y a convertirnos en víctimas de la situación no deseada.

Voy a ser directo:

te alteras tu

NADIE AJENO A TI ES RESPONSABLE DE TU ESTADO EMOCIONAL.

LOS OTROS NO SON LOS CULPABLES DE COMO TE SIENTES.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a gestionar tus emociones

Para empresas:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Tomas Elorriaga

Página siguiente »