Psicología Positiva Organizacional


Solemos creer que aumentar las inversiones en I+D+i va a llevarnos a mayores resultados de innovación junto con unos buenos técnicos bien formados.

La realidad es que las claves de la innovación no son tanto de dinero sino cualitativas, culturales y humanas. Demasiadas veces tenemos una élite de técnicos bien formados pero con aversión al riesgo, pesimistas y con tendencias conservadoras.

Existen evidencias que indican que la clave es que se construyan unos hábitos organizativos que:

  1. Sistemáticamente muchos reflexionan sobre estrategias y posicionamientos de innovación
  2. Muchas personas tratando de conocer profundamente a los clientes, mas allá de lo que piden. Muchas personas de la empresa en contacto directo con clientes, sin intermediarios.
  3. Se requieren una relaciones basadas en la confianza y en el optimismo, trabajando en equipo y en red con aliados internos y externos, con capacidad de innovar de muchos y de todas las áreas de la empresa. Es interesante  porque la confianza es la que permite la autonomía, mayor libertad, reducción del control y minimizar la lenta y costosa burocracia.
  4. Se requiere velocidad en la innovación, vigilar y captar conocimiento de forma ágil, aprender rápido, aplicar de forma veloz, prototipos ágiles…en proyectos y procesos de innovación eficientes.
  5. La innovación exige una flexibilidad a todos los niveles, que permita desaprender e incluso sabiendo que las claves de éxito del pasado son las trampas del futuro y que las dificultades actuales será fortalezas en el futuro.

innovacion no monetaria

Existen diferentes perfiles de innovación en el mismo sector y entre sectores. Unas empresas invierten menos y otras mas, unos obtienen mayores resultados que otros.

Algunas empresas dentro del mismo sector invierten el mismo % sobre ventas pero obtienen resultados muy diferentes. Las empresas que han trabajado estas claves no monetarias y mas culturales y humanas, no solo aumentar su tasa de éxito del 5% al 15-20% sino que son capaces de obtener mucho mas resultados con la misma inversión; son los innovadores eficientes

Para mas información: http://www.banpro.es/innovaci%C3%B3n

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

http://www.banpro.es

Anuncios

El término “epigenética” se usó por primera vez para referirse a las interacciones complejas entre el genoma y el medio ambiente que están involucradas en el desarrollo y la diferenciación en organismos superiores.

  • Tenemos 23.000 genes y hacemos 150.000 proteínas. ¿Si toda la información que se requiere para mantener al ser humano no está en los genes, de dónde viene? El determinismo genético ha ido bajando del 90% a poco mas del 35% y cada vez mas tus hábitos de vida son decisivos.
  • Cuando tenemos una experiencia le asignamos un significado. Lo hacemos mental, emocional y espiritualmente y eso es tan importante para la activación de los genes como los hechos que vivimos en sí mismos.
  • La subjetividad humana está al centro de nuestra salud. Los pensamientos, la calidad de nuestra consciencia, generan la segregación de las hormonas relacionadas con el estrés como la norepinefrina e impiden tus capacidades de curación natural.
  • «Lo que uno piensa de la salud es uno de los indicadores más exactos de la longevidad», afirma el doctor Larry Dossey. La práctica espiritual y la fe pueden agregar muchos años a nuestra vida.
  • Influye nuestra actitud, nuestra voluntad, nuestros pensamientos y deseos de vivir como cocreadores de nuestra vida y bienestar.
  • Un gen puede ser activado en el interior de nuestro cuerpo, a partir de estados emocionales, biológicos, mentales, neurológicos, espirituales y energéticos; y de forma externa por factores como la temperatura, altitud, traumas, toxinas, bacterias y estilo de vida.
  • Pronto los doctores además de recetarnos alguna medicina recomendarán desarrollar un pensamiento positivo, tener un día de gratitud, cultivar un sentimiento positivo, llevar a cabo un acto de altruismo… (Dawson Church)

mecanismos epigeneticos

Las modificaciones epigenéticas, o “etiquetas”, como la metilación del ADN y la modificación de histonas, alteran la accesibilidad del ADN y la estructura de la cromatina, regulando así los patrones de expresión génica.

Estos procesos pueden ser modificados por influencias endógenas y exógenas y, como tales, pueden contribuir o ser el resultado de alteraciones ambientales

Los principales mecanismos en la regulación epigenética; destacar el papel de las modificaciones epigenéticas estables a largo plazo que implican la metilación del ADN; y discutir las modificaciones que son más flexibles (a corto plazo) e implican modificaciones de histonas, como la metilación y la acetilación.

La epigenética nos empodera, para transitar de víctimas a responsables de nuestra salud

Para conocer mas:

http://www.humaning.es/blog/c%C3%B3mo-la-epigen%C3%A9tica-nos-empodera-para-construir-nuestra-propia-realidad-futura

Tomas Elorriaga

Biólogo

El consultor especializado en personas y gestión sanitaria, Tomás Elorriaga, pronunció una conferencia en el Colegio de Enfermería de Cantabria (http://www.enfermeriacantabria.com) sobre la identidad enfermera y aseguró que es “fundamental que los profesionales se crean lo importantes que son”. “Os tenéis que valorar mucho más, al menos como os valora la sociedad

La celebración del acto del día de San Juan de Dios acabó bien. Con aplausos a un experto en consultoría humana que hizo reflexionar a los enfermeros sobre su identidad
profesional, su importancia en el sistema y sobre uno de sus principales problemas: la falta de autoestima de la mayoría de los enfermeros. Según el experto, estos profesionales se tienen que valorar más de lo que hacen, y en su justa medida, tan sólo como los valora la sociedad a la que prestan sus servicios porque es ese colectivo el que más los valora y el que los considera importantes, pero ellos se lo tienen que creer.

Tomás Elorriaga es un consultor especializado en personas, liderazgo, equipos, empresa saludable y estrategia y analizó durante su ponencia asuntos como el rol
superior de la enfermería ante el cuidado de pacientes crónicos, el envejecimiento de la población o la claridad en la propia identidad, el poder e influencia para favorecer su liderazgo o el reconocimiento social. Abordó aspectos profesionales tan relevantes como la actuación de las enfermeras, los verbos y la dimensión emocional de su labor;
la importancia de las emociones en el ejercicio de la profesión y en la salud; la percepción del rol de la enfermera; el porqué de la elección de esta profesión vocacional y el autoreconocimiento pendiente, así las claves emocionales, el optimismo, el entusiasmo, la resiliencia y el orgullo en las enfermeras.


Eres biólogo, experto en liderazgo,
en gestión sanitaria y en
positivismo. ¿Cómo ves al colectivo
enfermero español en la actualidad?
Estamos ante una función social
de cada vez mayor importancia
dado el envejecimiento de la población
y la mayor esperanza de vida.
Os veo bien pero vuestra función
social hoy es clave, y lo será más y
os debéis de preparar para el futuro.
-Si hablamos de identidad enfermera
¿crees que está correctamente
definida por el colectivo?
La función enfermera tiene verbos como acoger, escuchar, servir,
ayudar, apoyar, animar…es una
función exigente a nivel mental y
física. Es socioemocional en un
85 por ciento y son el corazón del
sistema sanitario. Son, además, los
ojos, los oídos y las manos de los
médicos. En un futuro serán quienes
ayuden a las personas a superar
las adversidades de la vida a través
de hábitos de vida saludables convirtiéndose
en el ejemplo y el espejo
de otros.
Y si hablamos de líderes
¿crees que hay suficientes enfermeros
liderando proyectos o instituciones?
Debemos comenzar a liderarnos
a nosotros mismos, entrenar
a las enfermeras para poder gestionar
sus estados emocionales y poder contagiar a los pacientes un
estado de ánimo sanador. Los enfermeros
deben liderar proyectos
de transformación e influir en las
instituciones ganando más visibilidad
social. El colectivo de enfermeros
debe ser el ejemplo de la mejor
gestión de emociones y a partir de
ahí comenzar a transformar y a humanizar
la sanidad del futuro.
-¿Los líderes nacen o se hacen?
Desde la resignación o el resentimiento
seremos una versión
“descafeinada” de nosotros mismos
y poco podremos liderar. Podemos
liderar desde el optimismo y la resiliencia.
El determinismo genético
ha ido reduciéndose en los últimos
años y pocos límites existen. Los
enfermeros tienen un potencial
enorme y depende de ellos trabajar
juntos y desarrollarlo. Tienen todo
el potencial para ser lo que elijan
ser.
-Eres de los que aseguran que
tener un buen o un mal día depende
de uno mismo… ¿por qué
estás tan seguro?, hay días muy
puñeteros…
No son los hechos que ocurren
los que nos alteran sino que somos
nosotros mismos con lo que pensamos.
Nadie nos altera. No puedes
culpar a nadie, ni a pacientes, ni a
médicos, ni a familiares… La realidad
es neutra y eres tú, desde tus
creencias, quien le da una valencia
emocional al día. ¿Qué eliges pensar
y sentir en cada situación? Decide
cómo ser. Siempre puedes decidir
tu actitud y ser la mejor versión
de ti mismo.(Podéis consultar
en http://www.banpro.es)
-Biológicamente ¿crees que
hay factores que influyen en los
seres humanos para ser optimistas
o pesimistas o es todo educacional?
Nos afecta mucho el entorno
familiar y como vivimos nuestra
niñez cuando se codifica nuestro
repertorio emocional, pero sea
cual sea tu pasado, puedes entrenarte
para ser todo lo que te atrevas
y quieras ser. No hay límites. Dentro
de todos nosotros hay un ser
invencible.
-En tu conferencia instaste a
los enfermeros a que ellos mismos
se valoren más, porque sus
pacientes ya les valoran muy positivamente.
Danos algún truco
para conseguirlo.
Tengo familiares, amigas enfermeras
y ayudo a enfermeros a gestionar
mejor su estrés y optimismo.
Debemos empezar a gestionar cada
día conscientemente nuestro lenguaje,
lo que nos decimos a nosotros
mismos ante la adversidad,
mejorar nuestro autoconcepto y
tener en cuenta que si nosotros no
estamos mejor no vamos a poder
servir como deseamos a los pacientes
o familiares. Aunque suene pretencioso,
primero sois vosotros!!!!
Estáis tan pendientes de los demás
que corréis el riesgo de olvidaros
de vosotros mismos y eso no puede
ser. ¡¡¡Os necesitamos al 100 por
cien!!!
-¿Crees que es fácil que las
personas cambien?. Hay algunos
expertos que dicen que es casi imposible…
Podemos cambiar nuestros
pensamientos y creencias, podemos
cambiar nuestras emociones,
podemos cambiar nuestro lenguaje
y nuestra corporalidad, pero ese
cambio no es racional sino emocional,
tampoco es de un día sino
una decisión diaria que elegimos
conscientemente y sostenemos en
el tiempo. Sabiendo del impacto de
las emociones en vuestra salud, espero
que vuestro propio bienestar
subjetivo se manifieste en vosotros
como ejemplo a imitar por todos.
-Para terminar, ¿por qué un
biólogo se dedica a desarrollar
cualidades tan poco biológicas en
los profesionales?
Pocos fenómenos humanos son
tan biológicos como las emociones,
el optimismo, la resiliencia… y
menos cuando el Hospital de Harvard
dice que el 80 por ciento de las
consultas por enfermedades tienen
orígenes emocionales.
Somos seres sociales y emocionales
que de vez en cuando piensan
y no al revés. A ver si dejamos este
mundo un poco mejor que el que
nos dejaron nuestro padres.

Gracias
por invitarme.

¡Animo!

Tomas Elorriaga

http://enfermeriacantabria.com/web_enfermeriacantabria/docs/Revista-Nuberos-88.pdf

Hemos estado analizando en otros posts la naturaleza emocional del aprendizaje y de la transformación personal. https://tomaselorriaga.com/2018/03/23/tu-transformacion-es-emocional/

¿Desde que emociones podemos aumentar el aprendizaje?

La curiosidad, una emoción esencial pero bastante desconocida, parece clave en el aprendizaje e innovación.

https://tomaselorriaga.com/2018/03/25/el-rol-de-la-curiosidad-en-tu-transformacion/

Hay estudios científicos que den evidencias?

Desde hace muchos años se sabe que el hemisferio derecho e izquierdo de nuestro córtex cerebral es diferente en muchos aspectos. Se destaca que el hemisferio izquierdo procesa el pensamiento lógico, lineal, el lenguaje, lo matemático…mientras que el derecho procesa lo emocional, reconocimiento de caras, lo no lineal, creativos, abstracto, simbólico…

Goldberg y Costa, Delis, Bryan y Hale… describen algunas diferencias importantes entre ambos hemisferios:

  1. Las Áreas Sensoriales y Motoras del hemisferio izquierdo son mayores que en el hemisferio derecho en el que las Áreas Asociativas son mayores.
  2. El ratio de materia gris (cuerpo de las neuronas y fibras no mielinizadas cortas) y de materia blanca (fibras mielinizadas largas) es mayor en el hemisferio izquierdo que en el derecho. Mas materia gris en el izquierdo y mas sustancia blanca en el derecho.
  3. El hemisferio izquierdo parece tener mas conexiones intramodales, mas de detalle y pensamiento convergente mientras que el hemisferio derecho mas conexiones intermodales, pensamiento mas global y divergente.
  4. El hemisferio izquierdo procesa estímulos mas simples y actos motores sencillos , mientras que el derecho procesa estímulos mas complejos.

Goldberg y Costa sugieren que el hemisferio derecho se encarga de gestionar las novedades cognitivas y el hemisferio izquierdo las rutinas.

Es decir, cuando aprendemos algo nuevo lo hacemos más con el cerebro derecho y cuando repetimos rutinariamente el hemisferio izquierdo está mas activo ya que en él almacenamos aprendizajes.

La capacidad de imaginar lo que no existe, esa forma de mirar lo nuevo y ver lo ausente o lo oculto,  esa capacidad de gestionar la novedad, es mas propio de personas con una mayor actividad cerebral en el hemisferio derecho. Pueden ser personas mas emocionales, capaces de sorprenderse ante lo nuevo y de tener una curiosidad para buscar, encontrar y aprender novedades.

Personas que se comportan de forma mas libre y abierta, menos atrapadas por las fuertes rutinas del cerebro izquierdo, como les pasa a los niños, que no tienen pasado ni están condicionados,  se atreven a cuestionar, se lanzan a preguntar y a indagar con curiosidad.

La innovación a nivel personal de cada uno (reinventarse o renacer) y la innovación empresarial (producto, proceso, modelos de negocio) parecen necesitar de ambos hemisferios.

Cuando creemos que lo sabemos todo sobre todo, que nos conocemos profundamente a nosotros mismos, que no tenemos nada que aprender, cuando tenemos mucha experiencia acumulada en nuestro hemisferio izquierdo lleno de rutinas antiguas de un mundo que ya no existe, puede ser un buen momento de cuestionarlas.

Nuestras creencias, lógicas y automatismos del hemisferio izquierdo son del pasado y en un mundo que cambia rápido, pueden ser un gran obstáculo, la experiencia pasada se convierte en rutina actual… y es momento de vaciar, de desaprender, para que se deje espacio a que entren novedades sobre uno mismo y novedades del mundo exterior a través de emociones como la curiosidad y la sorpresa.

Cuando las personas y los profesionales ganamos años, lo conocido, la experiencia, lo automatizado y rutinizado es mucho.

  • “Un experto es aquel que sabe cada vez mas sobre menos cosas hasta que sabe absolutamente todo acerca de nada”
  • “Cuando un experto asegura que algo es posible, suele tener razón. Cuando afirma que algo es imposible, suele estar equivocado.”- dice la ley de Murphy

La Sabiduría es la capacidad de responder con una amplia gama de rutinas diferentes y complementarias ante la novedad, aunque la siento mas relacionada con conectar conceptos y aprender, que con el almacenamiento de viejas rutinas del pasado.

Muchos operamos desde el hemisferio izquierdo, desde lo conocido, desde nuestros hábitos automatizados y consideramos que lo nuevo y desconocido es inquietante, molesto o directamente peligroso.

Si sabemos gestionar estas emociones de preocupación y ansiedad ante la novedad o lo desconocido, si somos capaces de reducir la actividad analítica del hemisferio izquierdo, si pudiéramos relajar nuestro cuerpo ante lo nuevo y nos abrimos a lo diferente e imprevisible desde la curiosidad, lograríamos ser todo lo que podríamos ser.

Dedica tiempo a ver cosas que no entiendes, mantente joven y despierto, sal de tu rutina y automatismos, regula tu respiración, trata de estar en ondas cerebrales alfa y theta, reduce tus juicios críticos de tu mente analítica contra lo desconocido e imprevisible y aprende a sacar lo máximo de ti mismo.

¿Que estrategia de aprendizaje e innovación deseas utilizar para ser la mejor versión de ti mismo?

Mas info para empresas:

http://www.banpro.es/

Más info a nivel personal:

http://www.humaning.es/

novedad y rutina

 

¿Puede el estrés convertirse en una dolencia? ¿Pueden el pensamiento y las emociones enfermarnos?

enfermedad

Explicamos las posibles etapas y sus detalles de un proceso en gran parte no consciente

  1. Ocurre una adversidad o conflicto inesperado. La vida es cambio y si no haces  cambios proactiva, intencional y voluntariamente , la vida se encargará de que los hagas de forma reactiva, e involuntariamente a través de lo que llamamos “problemas, crisis y enfermedades”. Cuando ocurren “los problemas”, se interpreta en base a tus creencias, valores y memorias. Para ser considerado estresante se debe dar una situación impactante de intensidad alta que no se espera y resulta dramática o bien una situación de intensidad media sostenida en el tiempo que permanece y parece que no se soluciona y que tiene visos de mantenerse. En ambos casos las situaciones superan nuestros recursos de afrontamiento y producen un desgaste mental, emocional.
  2. Activación simpática. El sistema nervioso autónomo o vegetativo activa el cuerpo a través de la inervación simpática que llega a todos los órganos del cuerpo de forma inconsciente liberando glucosa a la sangre para tener energía, aumentando ritmo cardíaco y respiratorio, liberando adrenalina y cortisol a los músculos. Es cuando tenemos síntomas de tensión muscular, sequedad de boca, se cierra el tracto digestivo y tenemos insomnio.
  3. Memorización del hecho. Cuando ocurre un hecho desestabilizante, nuestro cerebro presta atención a la escena conflictual con las personas, objetos y la situación externa con todo lujo de detalles visuales, auditivos, olfativos y kinestésicos. El recuerdo queda congelado en el cerebro y nuestra mente sólo percibe el conflicto en su foco atencional y la persona se queda pegada al conflicto.
  4. La mente trata de resolverlo. No sabemos mentalmente como responder y lo que la mente no resuelve, produce stress psicológico. Tratamos de resolver la situación dando vueltas al problema en nuestra cabeza una y otra vez incluyendo a la noche en la cama. El estrés psicológico aumenta porque el problema no tiene solución desde el exterior.
  5. El conflicto se hace emocional y aumenta. Nuestro cerebro emocional no distingue entre real, imaginado o recordado, sino que presta atención a las emociones. Cada vez que tratas de resolver el problema revives el drama emocional de forma repetitiva y es como si ocurriera de nuevo cada vez liberándose más sustancias químicas hormonales y neurotransmisores que llegan a todas las células del cuerpo. De manera que el conflicto original ha acabado ocurriendo tantas veces como vueltas le hayamos dado en nuestra cabeza, tantas veces como lo hayamos recordado. Además se añaden nuevas emociones ligadas a no poder resolver el problema con lo que la carga emocional de rabia, miedo, culpa, pena, tristeza, ira, odio, frustración, angustia, desesperación, impotencia, soledad, abandono, traición, asco… estas emociones de supervivencia aumentan su intensidad por encima del nivel que tenia el conflicto original.3 emociones
  6. Cambios en la actividad cerebral. La actividad cerebral del córtex prefrontal baja más, dejamos de ser racionales y creativos. Se activa más el sistema límbico y paleocerebro de manera que el sistema nervioso simpático aumenta su actividad y la respuesta va a ser mas primitiva, automática y programada, tipo lucha-parálisis-huida, mas instintiva y corporal.
  7. Desequilibrio neurovegetativo. Podemos soportar niveles altos de estrés, incluso hay evidencias de que el estrés puntual aumenta nuestra memoria y aprendizaje. Pero si el conflicto continua y hay rumiación, la masa conflictual aumenta y el cuerpo no recupera su equilibrio, no logra su homeostasis y queda desequilibrado en un estado de emergencia.
  8. Atrapada en el pasado. La persona queda atrapada en el conflicto, piensa, siente, habla y actúa desde el problema con pensamientos negativos, creencias de malestar, lenguaje de queja y culpa…queda biológicamente atrapada en el problema. Dado que las emociones son mas poderosas que el conocimiento, aunque te des cuenta no puedes hacer nada y te ves atrapada en el malestar. Además las emociones generan fuertes adicciones que te atrapan una y otra vez haciendo difícil salir de la situación.
  9. Relaciones sociales. Los familiares, amigos y compañeros de trabajo te preguntan y te obligan a darles explicaciones del problema lo que aumenta tu recuerdo, tus emociones de supervivencia ligadas, se crea mayor malestar y la persona se ancla al pasado. Según pasa el tiempo todas tus relaciones sociales te tratan desde el problema, es decir, el pasado se hace presente en todos los órdenes de tu vida social.
  10. Respuesta corporal. El stress emocional o conflicto biológico activa una respuesta instintiva del inconsciente. La repetición del conflicto refuerza circuitos neuronales en nuestro cerebro gracias a la neuroplasticidad, se producen activaciones y represión de genes del ADN por mecanismo epigenéticos, las mitocondrias ven alteradas sus funciones por oxidación y radicales libres, no hay energía para la reparación celular, el sistema inmunológico se ve afectado y debilitado por el cortisol como demuestra la psiconeuroinmunología y la neuroendocrinología. El cerebro y cuerpo generan una “solución biológica: La enfermedad”. El conflicto no solucionado activa los programas de supervivencia que llevamos de serie y que han sido usados en la historia evolutiva del ser humano.
  11. Construcción de una falsa identidad. La persona queda inmersa en un problema cuadriplicado, porque es  mental, emocional, físico y social. Como la persona se ha congelado literalmente en los pensamientos acerca del problema y creencias de ella misma ante el problema, y como las emociones son del problema, los síntomas se hacen hábito y rutina, la personalidad se ve alterada y se construye una nueva identidad falsa que es un sucedáneo barato de nosotros mismos que nos creemos que es real. La persona le cuesta pensar con claridad, no puede concentrarse, está muy débil llega a identificarse desde el estrés y la enfermedad.
  12. Tocar fondo y despertar. Las consecuencias de salud, familiares, laborales, económicas son tan fuertes que nos convertimos en la persona que no queríamos ser. Llegamos a pensar en lo peor y solemos llegar a una situación de rendición. A veces decidimos dejar de luchar con lo exterior y empezar a usar nuestro poder con lo interior desde el inicio. Borrón y cuenta nueva, empiezas desde cero. Es aquí donde comienza la esperanza, la determinación de hacer el cambio desde dentro, la decisión de transformarse a uno mismo.

Para mas información de como revertir este proceso

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas individualmente:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

Biólogo

tomas.e@humaning.es

El aprendizaje y la transformación, sin menospreciar a la parte cognitiva, tienen una profunda base emocional. (Javier Elorriaga Bilbao en su libro Ingeniería Humanística 2000).

Javier Elorriaga Bilbao (1935-2014) demostró que el aprendizaje aumentaba cuando se involucra al cuerpo, es decir, que tomar parte, sentir, tocar y hacer en interacciones con los demás…. aumenta tanto el aprendizaje como el recuerdo mucho mas que solo ver y oír. Por tanto la dimensión clave del aprendizaje es corporal, emocional a inconsciente. (La Ingeniería Humanística es una disciplina que combina conocimientos y metodologías de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación a nivel personal, educativo, empresarial y social.)

La importancia de gestionar la atención

Disponemos de la atención como una brújula, como un mecanismo de orientación. Tenemos una atención inconsciente biológica que se orienta automáticamente a lo que se mueva, se oiga, se sienta… pero es la atención consciente la que necesitamos para aprender y evolucionar.

La atención consciente es necesaria para que veamos lo que miramos, para que escuchemos lo que oímos, la atención es necesaria para entender lo que escuchamos, para aprender y para que recordemos lo aprendido. La atención es una capacidad limitante por su escasez y si algo no tiene el enfoque atencional no existe, no se escucha, no se ve, no se aprende y no se memoriza.

En un entorno estresante , la atención se dirige hacia lo peligroso o amenazante, desapareciendo al instante de otros estímulos potencialmente interesantes y la curiosidad y el aprendizaje desaparecen.

Solemos a veces prestar atención a lo que hacemos aquí y ahora pero para aprender necesitamos una atención anticipatoria, buscadora y alimentada por una o varias emociones agradables que hacen de guía, de movilizadoras y de atractores.

La atención es una ventana que se abre por dentro de cada persona. Cada uno elige libremente donde la pone y no puede estar en varios sitios en el mismo espacio-tiempo.

La atención no se pide, la atención no se exige, ni se impone…no podemos obligar a estar atentos, el interés  no se fuerza, sino que se despierta, se causa y se genera a través de emociones como la sorpresa y la curiosidad.

curiosidad

¿Desde que emociones podemos mejorarnos o transformarnos?

La sorpresa por ejemplo, es clave porque es un mecanismo biológico automático de prestar atención con los 5 sentidos al estímulo sorprendente. Curiosamente, aunque es una emoción muy breve, te saca súbitamente de la rutina y el foco atencional se reduce al estímulo perdiendo temporalmente la capacidad de ser lógico, es decir, la información entra en nosotros sin pedir permiso. Por eso lo inesperado, lo diferente y la novedad resulta atractivo y es un buen antídoto de la rutina, de lo monocorde, homogéneo y de lo aburrido.

Aunque si a alguna emoción le debemos dar el peso mayor en el aprendizaje es a la curiosidad. No se escribe mucho sobre la curiosidad, de hecho, algunos no saben que es una emoción.

La tenemos por defecto de niños cuando preguntamos, miramos, tocamos…es la atracción que genera en nosotros lo nuevo, lo diferente…y es entonces cuando algo se convierte en interesante y puede llegar a ser una pasión vital.

La curiosidad resulta clave para la supervivencia. Los circuitos de la curiosidad son los mismos que usamos para buscar agua, alimento, sexo.. es decir, la curiosidad es un mecanismo biológico de supervivencia. Y dado que tiene el neurotransmisor dopamina como el sexo, alimento… es fuente de placer, es decir, aprender desde la curiosidad resulta placentero. Dado que la curiosidad muestra actividad en estructuras límbicas como el hipocampo y en el córtex prefrontal, existen evidencias del papel de la curiosidad en la memoria y en el aprendizaje.

La curiosidad es el Deseo de ver, observar, averiguar o investigar  algo con atención, son las ganas de escuchar, es el interés en saber, la motivación de probar y la expectativa positiva de hacer algo diferente ante situaciones de aburrimiento, duda, incertidumbre, desconcierto, problemas, incongruencias, contradicciones, paradojas…que nos hace buscar una información o conocimiento específico y guardarlo en nuestra memoria.

La curiosidad permite poner la atención fuera de nuestra conversación privada, permite alejarse de la “cháchara mental” imparable que tenemos con nosotros mismos, liberarnos de hacer juicios  y poner la atención en los objetos, en las personas o en los hechos que nos rodean…y en nosotros mismos. Podemos conectar con temas, personas u objetos sin juicio crítico previo, con foco abierto, con ansia de aprender… es el enfoque y la actitud ideal ante lo desconocido.

La curiosidad nos saca de la apatía y  nos impulsa a preguntar a otros y a preguntarnos a nosotros mismos “por que”, “como” y “para que”. Quien no pregunta no enriquece su punto de vista con la opinión de otros, no recoge nueva información de puntos de vista diferentes, no conecta con quienes piensan diferente…podría quedarse en un enfoque único, rígido y limitado. Las preguntas surgen en nuestro córtex cerebral y las verbalizamos después de que nuestro sistema límbico se ve activado por la dopamina y la serotonina.  Si el miedo nos frena o nos hace escapar, la curiosidad hace el efecto opuesto y complementario. La curiosidad nos hace movernos, nos activa y nos impulsa a la acción hacia lo desconocido, lo nuevo, lo incierto, lo misterioso…sin miedo, con apertura y deseo de aprendizaje.

Muchas personas se han instalado en su zona conocida, en lo que ya es, en lo que hay…y en esa falsa sensación de seguridad útil, desconectan su curiosidad, como si ya no fuera necesario aprender, como si ya no se requiriera descubrir, como si ya no hubiera nada que crear, nada que explorar o nada que innovar. Están literalmente viviendo en el pasado, cerrados al nuevo conocimiento y con respuestas rígidas no adaptadas a las nuevas realidades.

Frecuentemente tememos el futuro, tenemos miedo lo que vaya a suceder, pero el control del futuro no es posible ni tiene sentido, en cambio una actitud de apertura a la curiosidad y confianza, puede ser lo mejor para una respuesta adecuada a la situación que se nos presente.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a vivir con curiosidad

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

 

El emoprendizaje es una disciplina nueva que combina conocimientos y metodología de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Tecnologías de Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación personal

Tu Aprendizaje es emocional.-

¿Qué es el aprendizaje? El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado de la experiencia, la interacción, el razonamiento, las sensaciones, las emociones y la observación.

Hay que saber que el aprendizaje tiene un fundamento cerebral y neuronal. “Es la variación en las conexiones sinápticas que produzcan cambios en el comportamiento y pensamiento”. En otras palabras sabiendo lo escasa que es la atención, es necesario abrir la curiosidad para generar interés y que se produzca el aprendizaje.

Captar y centrar la atención es el paso previo al aprendizaje y a la memorización. Algunas estrategias que puede utilizar son la anticipación positiva, la novedad, el misterio, las historias y anécdotas, los intereses individuales , el humor, la sorpresa y la curiosidad, el optimismo y el entusiasmo.

2 mecanismos de Aprendizaje.-

Daniel Kahneman describía 2 sistemas para tomar decisiones, el sistema 1 y el sistema 2, el primero emocional y el segundo racional. De la misma manera parecen existir 2 mecanismos de aprendizaje; el Aprendizaje Cognitivo; y el Aprendizaje Emocional.

El Aprendizaje Cognitivo exige un alto consumo de energía puesto que requiere por un lado un esfuerzo consciente  con una atención permanente y enfocada difícil de lograr y además una repetición constante sostenida en el tiempo para la memorización. Los resultados: No se recordará con facilidad puesto que queda más en la memoria de corto plazo ya que no tiene anclaje emocional ni sensorial, es decir, no se integra tanto a nivel inconsciente.  Es decir, exige mucha persistencia y energía en un proceso de aprendizaje lento y costoso.

El Aprendizaje Emocional es un aprendizaje que no exige tanto esfuerzo y energía, no requiere tanta repetición, funciona de manera inconsciente y automática y debido a que tiene una gran implicación sensorial y emocional, es rápido y deja memorias imborrables por muchos años.

¿Que sistema de aprendizaje deseas utilizar para ser la mejor versión de ti mismo?

Aprende a gestionar tu transformación emocional

Para empresas:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

emoprendizaje

Página siguiente »