Innovación


La innovación y el emprendizaje es tan importante para una sociedad que debiera ser accesible a cualquier persona y a cualquier organización en cualquier situación.

Cuando las organizaciones  tienen dinámicas de innovación sólidas, ideas claras de que hacer y cómo pueden utilizar metodologías avanzadas de innovación (https://tomaselorriaga.com/2014/10/27/5-niveles-de-innovacion-o-nos-perdemos ), creando sistemas de innovación (https://tomaselorriaga.com/2015/10/01/metodologias-y-herramientas-de-innovacion-1/)  , utilizando metodologías avanzadas mas o menos complejas (https://tomaselorriaga.com/2016/01/07/metodologias-y-herramientas-de-innovacion-2a-parte/ ) y todo el toolkit de innovación avanzada. (https://www.youtube.com/watch?v=35ufCMKqtoY )

Pero siendo muy importantes estos enfoques, quedan en el aire algunas preguntas para la reflexión:

  1. ¿Y que sucede en pymes, micropymes y nanopymes?
  2. ¿Y si la empresa tiene fuertes hábitos operativos y débiles hábitos innovadores?
  3. ¿Y si la incertidumbre es muy alta?
  4. ¿Y si el riesgo es elevado?
  5. ¿Y si los clientes cambian durante el largo proyecto?
  6. ¿Y si los recursos de talento y tiempo son escasos?
  7. ¿Y si algunas oportunidades dejamos sin explotar, sin darles una oportunidad?

¿Cómo crear nuevas empresas, nuevas lógicas de negocio y nuevos servicios en tales condiciones?

Necesitamos innovar pero a la vez hay limitaciones para hacerlo. Esta es la limitación que propongo superar, porque:

  • En las organizaciones no arrancamos proyectos de innovación de alto riesgo e incertidumbre
  • Hacemos algún proyecto importante y dejamos sacrificados pequeños proyectos en la cartera sin llegar a evaluarlos debidamente
  • Muchas veces no podemos tener grandes proyectos de innovación y emprendizaje de forma simultánea,
  • Algunos profesionales no pueden estar en 6 proyectos de innovación a la vez
  • A veces no participan profesionales que acordamos que tomaran parte en la innovación y
  • Los recursos son siempre limitados.

Por esta razón todas las organizaciones, incluyendo las innovadoras tradicionales, necesitan complementar sus metodologías de innovación tradicionales con:

  • Metodologías más ágiles,
  • Con participación de otras personas
  • Que la responsabilidad de la innovación sea distribuya en muchos
  • Que fomenten la cultura de innovación
  • En proyectos más cortos,
  • De menor coste,
  • Más cercanas al cliente y a sus necesidades cambiantes
  • Validadas por el mercado
  • Y con capacidad de ser escalables

agiles

La combinación de metodologías como el DESIGN THINKING, DESIGN SPRINT, LEAN START UP, SCRUM y otras, en etapas cortar y combinadas entre si , ayudan a abordar los pasos necesarios para minimizar los riesgos y avanzar en el proceso de innovación y emprendizaje lo más rápidamente posible y accesible para todos.

El Design Thinking de IDEO puede ser un buen inicio para que muchos participen en crear un diseño a partir de empatizar con el cliente, comprenderlo profundamente, abrir la mente, generar ideas y construir bocetos o prototipos sencillos del producto, servicio o experiencia al cliente. Se puede hacer en días, semanas o meses, pero es breve comparado con largos y costosos proyectos en los que participan siempre los mismos.

El efecto en la cultura de innovación es enorme, quienes toman parte sin que sean “raptados meses o años” hacen sus aportaciones en los proyectos compatibilizando con sus tareas funcionales, abriendo la participación a la innovación a muchos, distribuyendo el poder de decidir en los proyectos de innovación a muchos, generando alto aprendizaje, acercamiento al cliente…en toda la organización y sociedad.

El Design Sprint de Google podría a partir de los mejores bocetos y especificaciones de cliente surgidas del Design Thinking construir un prototipo funcional. Hibridando métodos ágiles como Scrum, Design Sprint de Google y Lean Start Up de Eric Ries convertimos en días o semanas las ideas de producto, servicio o modelo de negocio en el mínimo viable para interactuar con clientes reales y analizar los beneficios reales que perciben e iniciar un proceso de iteración continuo en un equipo de 5-10 personas.

Veremos si inspiramos algo en los clientes, si el modelo de negocio es viable, si las hipótesis sobre los “early adopters” se confirman.

  1. Hacer en semanas algo viable pero incompleto que contrastamos con clientes continuamente a bajo riesgo
  2. En vez de hacer algo completo durante meses o años tomando altos riesgos e invirtiendo muchos recursos.

El equipo de proyecto tendrá quien coordina la realización de las tareas, reuniones cortas y de pie pero también quienes contactan directamente con los clientes

Me resulta importante permitir que las personas puedan salir de la rutina y trabajar con actitud optimista, atrevida y valiente, y también que esta ilusión y pasión sea contrastada con clientes avanzados y atrevidos, que son quienes generan tendencias en los mercados.

Resulta importante que la creatividad de los profesionales sea sobre aspectos que son claves para los clientes, en vez de estar meses o años trabajando sobre supuestas necesidades no confirmadas o hipótesis tipo “el cliente desea esto” y que “el cliente lo pagará” que no han sido realmente validadas.

Aunque los emprendedores nos enamoremos de nuestras ideas, el cliente nos pondrá en realidades, “bajándonos del burro” cuando las propuestas de valor no gustan, no lleguen o simplemente tengan mejores alternativas.

Poner en marcha iniciativas a coste próximo a cero permite abandonar rápido si no se cumplen expectativas. El objetivo antes de introducir costosos recursos para escalar y hacer crecer el nuevo negocio no es vender mucho sino comprender profundamente al cliente, confirmar las hipótesis sobre necesidades explicitas y latentes, validar lo detectado por el neuromarketing y diversas técnicas de detección de insights de clientes

No hay excusa para el emprendedor ni para la organización que quiera innovar; puede elegir entre enfoques de ingenia avanzada o metodologías ágiles que se complementan perfectamente con las anteriores

Innovemos pues. Animo!

foto tomas 2018

Tomas Elorriaga

http://www.banpro.es

Anuncios

Desviación hacia lo negativo.-

Nuestro instinto de supervivencia nos lleva a fijarnos en los peligros, en lo que puede fallar, en los fracasos y en las debilidades.

Por esta razón padres, profesores y jefes han incidido más e inciden mas en nuestras debilidades que en destacar nuestras fortalezas y potencialidades

Así el sistema educativo, familiar y empresarial promueve que las personas se dediquen a mejorar sus debilidades y descuiden sus fortalezas. ¿Cuál es la consecuencia? Todos nos acercamos a la media, al 5, a lo normal, a lo mismo…demasiada uniformidad, poca variedad y mucha mediocridad que nos aleja de la eficacia, innovación y el bienestar.

Aunque en las empresas en la gestión del desempeño llamemos “Áreas de Mejora” o “Potencial de Desarrollo” sabemos que el foco atencional está en las debilidades nuestras y de los demás. Con el tiempo, nadie destaca por nada especial.

Deja de poner tu atención en las debilidades!!

Las debilidades suelen ser en número más que las fortalezas. Son demasiadas. Renuncia a ser perfecto y acepta que no es posible no tener debilidades.

Invertir mucha energía y tiempo en mejorar las debilidades va a tener peores consecuencias que invertir tiempo y energía en desarrollar tus fortalezas.

Cuando nos centramos en mejorar las debilidades, los estados emocionales no son agradables, sentirás culpa, tristeza, ira y miedo. La energía para convertir una debilidad en fortaleza te va a agotar, porque no te gusta, no es tu preferencia y “no serás tu” sino un sucedáneo mediocre de ti mismo en el mejor de los casos que la corriente lleva a donde no quiere ir. A veces debemos afrontar el desarrollo de alguna debilidad.

El potencial de mejora de las debilidades aparentemente parece alto. Si tengo un 2 sobre 10, parece que el potencial de mejora es alto pero debemos tener en cuenta que nuestra forma de pensar, sentir y actuar que exige mejorar esa debilidad, no es la nuestra. Dicho de otra manera, las debilidades no se convertirán en fortalezas y las fortalezas pueden desarrollarse y crear mi mejor versión.

¿Qué es una fortaleza?

Es una capacidad o habilidad que posees, que despliegas de forma automática porque tienes esos dones y que utilizas habitualmente.

La noción de uso y práctica del talento es importante, porque si dejas de entrenar, usar y mejorar tu talento…se puede ir perdiendo la fortaleza.

Eso sucede en trabajos en los que no utilizas ciertos talentos y se van perdiendo dichas fortalezas con el tiempo.

Un buen día te das cuenta que ya no dibujas o ya no escribes o ya no imaginas o ya no haces deporte como hace años. Has dejado de ser tu esencial. No me extraña que mucha gente caiga en la apatía o tristeza. Ya no son ellos mismos sino un mediocre sin chispa.

Pon tu atención en las fortalezas!!

Las investigaciones destacan que “tu mejor versión” y eficacia va a venir de la mano de tus fortalezas y pasiones. Porque las fortalezas pueden ser desarrolladas todavía mas. Te vas a diferenciar de otros y vas a crear tu propio estilo gracias a tus talentos…no gracias a no tener debilidades. Tienes que elegir conscientemente.

Potencia lo mejor de ti. Lo mejor que puedes hacer con tus debilidades es conocerlas y buscar con que otras personas puedes complementarte, es decir, quien tiene como su fortaleza, tu debilidad. Así podrías hacer sinergia, crear equipo y multiplicar tu eficiencia.

Si eres padre, madre, jefe…desarrolla tu fortaleza y liderazgo positivo empezando por ti mismo

Animo!!

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

Para saber mas Organizaciones, Equipos y Liderazgo:

http://www.banpro.es/

Para saber mas a nivel Personal:

http://www.humaning.es/

fortaleza

Solemos hacer mucho énfasis en la dimensión CREAR cuando practicamos innovación.

Y muchas veces esta parte GENERADORA es la diferenciadora, la que se percibe como diferente y la que distingue de lo anterior.

Sin embargo desde una perspectiva sistemática, en la que cambio y estabilidad danzan juntos, al menos hay 4 perspectivas a considerar.

Porque el pasado no desaparece sino que algo permanece y también deja paso a que emerja un futuro, de manera que el futuro se sostiene sobre el pasado, es decir, no lo sustituye del todo sino que pasado y futuro conviven.

Es fácil de observar ciertas evidencias al respecto. Por ejemplo el teclado de letras y números de su smart phone tiene que ver con las máquinas de escribir del pasado cuyo teclado se mantiene.

Una perspectiva mas completa y mas biológica, permite ver que lo nuevo y lo viejo conviven, que pasado y futuro se complementan y que no hay nada opuesto sino integrador entre CREAR y ELIMINAR.

cambio y estabilidad

Las 4 preguntas claves en todo tipo de innovación, sea EMPRESARIAL o PERSONAL, TECNOLOGICA o SOCIAL, de NEGOCIO o de OFERTA, ORGANIZATIVA o de GESTIÓN… son:

  1. Que quieres CREAR?
  2. Que quieres ELIMINAR?
  3. Que quieres MEJORAR?
  4. que quieres MANTENER?

Cualquier empresa y persona que quiera innovar en si misma, debe considerar estas 4 perspectivas integradoras para que su transformación sea un éxito sostenible en el tiempo.

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

Para saber mas Organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para Personas:

http://www.humaning.es/

ser y hacer

No se trata de hacer mas. Ya hacemos mucho

Y si trabajáramos desde donde haces? Es decir, quien es el que hace?

Desde que identidad hacemos lo que hacemos?

El proceso Ser-Hacer es el que permite actuar desde una identidad y que la acción nos defina a nosotros mismos.

Mucho hacer es desde una identidad pequeña que llamamos ego.

Vivimos a veces en círculos viciosos de Hacer mas pero dentro de la misma Identidad.

Si voy tomando conciencia de quien soy realmente quizá cambien mis emociones y mis acciones, me voy reconstruyendo en mi Ser y voy cambiando mi Hacer que a la vez cambia mi Ser

La Acción mas eficaz es desde tu auténtica Identidad, desde Ser tu.

Tomas Elorriaga

 

Para saber mas Organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para Personas:

http://www.humaning.es/

Solemos creer que aumentar las inversiones en I+D+i va a llevarnos a mayores resultados de innovación junto con unos buenos técnicos bien formados.

La realidad es que las claves de la innovación no son tanto de dinero sino cualitativas, culturales y humanas. Demasiadas veces tenemos una élite de técnicos bien formados pero con aversión al riesgo, pesimistas y con tendencias conservadoras.

Existen evidencias que indican que la clave es que se construyan unos hábitos organizativos que:

  1. Sistemáticamente muchos reflexionan sobre estrategias y posicionamientos de innovación
  2. Muchas personas tratando de conocer profundamente a los clientes, mas allá de lo que piden. Muchas personas de la empresa en contacto directo con clientes, sin intermediarios.
  3. Se requieren una relaciones basadas en la confianza y en el optimismo, trabajando en equipo y en red con aliados internos y externos, con capacidad de innovar de muchos y de todas las áreas de la empresa. Es interesante  porque la confianza es la que permite la autonomía, mayor libertad, reducción del control y minimizar la lenta y costosa burocracia.
  4. Se requiere velocidad en la innovación, vigilar y captar conocimiento de forma ágil, aprender rápido, aplicar de forma veloz, prototipos ágiles…en proyectos y procesos de innovación eficientes.
  5. La innovación exige una flexibilidad a todos los niveles, que permita desaprender e incluso sabiendo que las claves de éxito del pasado son las trampas del futuro y que las dificultades actuales será fortalezas en el futuro.

innovacion no monetaria

Existen diferentes perfiles de innovación en el mismo sector y entre sectores. Unas empresas invierten menos y otras mas, unos obtienen mayores resultados que otros.

Algunas empresas dentro del mismo sector invierten el mismo % sobre ventas pero obtienen resultados muy diferentes. Las empresas que han trabajado estas claves no monetarias y mas culturales y humanas, no solo aumentar su tasa de éxito del 5% al 15-20% sino que son capaces de obtener mucho mas resultados con la misma inversión; son los innovadores eficientes

Para mas información: http://www.banpro.es/innovaci%C3%B3n

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

http://www.banpro.es

Hemos estado analizando en otros posts la naturaleza emocional del aprendizaje y de la transformación personal. https://tomaselorriaga.com/2018/03/23/tu-transformacion-es-emocional/

¿Desde que emociones podemos aumentar el aprendizaje?

La curiosidad, una emoción esencial pero bastante desconocida, parece clave en el aprendizaje e innovación.

https://tomaselorriaga.com/2018/03/25/el-rol-de-la-curiosidad-en-tu-transformacion/

Hay estudios científicos que den evidencias?

Desde hace muchos años se sabe que el hemisferio derecho e izquierdo de nuestro córtex cerebral es diferente en muchos aspectos. Se destaca que el hemisferio izquierdo procesa el pensamiento lógico, lineal, el lenguaje, lo matemático…mientras que el derecho procesa lo emocional, reconocimiento de caras, lo no lineal, creativos, abstracto, simbólico…

Goldberg y Costa, Delis, Bryan y Hale… describen algunas diferencias importantes entre ambos hemisferios:

  1. Las Áreas Sensoriales y Motoras del hemisferio izquierdo son mayores que en el hemisferio derecho en el que las Áreas Asociativas son mayores.
  2. El ratio de materia gris (cuerpo de las neuronas y fibras no mielinizadas cortas) y de materia blanca (fibras mielinizadas largas) es mayor en el hemisferio izquierdo que en el derecho. Mas materia gris en el izquierdo y mas sustancia blanca en el derecho.
  3. El hemisferio izquierdo parece tener mas conexiones intramodales, mas de detalle y pensamiento convergente mientras que el hemisferio derecho mas conexiones intermodales, pensamiento mas global y divergente.
  4. El hemisferio izquierdo procesa estímulos mas simples y actos motores sencillos , mientras que el derecho procesa estímulos mas complejos.

Goldberg y Costa sugieren que el hemisferio derecho se encarga de gestionar las novedades cognitivas y el hemisferio izquierdo las rutinas.

Es decir, cuando aprendemos algo nuevo lo hacemos más con el cerebro derecho y cuando repetimos rutinariamente el hemisferio izquierdo está mas activo ya que en él almacenamos aprendizajes.

La capacidad de imaginar lo que no existe, esa forma de mirar lo nuevo y ver lo ausente o lo oculto,  esa capacidad de gestionar la novedad, es mas propio de personas con una mayor actividad cerebral en el hemisferio derecho. Pueden ser personas mas emocionales, capaces de sorprenderse ante lo nuevo y de tener una curiosidad para buscar, encontrar y aprender novedades.

Personas que se comportan de forma mas libre y abierta, menos atrapadas por las fuertes rutinas del cerebro izquierdo, como les pasa a los niños, que no tienen pasado ni están condicionados,  se atreven a cuestionar, se lanzan a preguntar y a indagar con curiosidad.

La innovación a nivel personal de cada uno (reinventarse o renacer) y la innovación empresarial (producto, proceso, modelos de negocio) parecen necesitar de ambos hemisferios.

Cuando creemos que lo sabemos todo sobre todo, que nos conocemos profundamente a nosotros mismos, que no tenemos nada que aprender, cuando tenemos mucha experiencia acumulada en nuestro hemisferio izquierdo lleno de rutinas antiguas de un mundo que ya no existe, puede ser un buen momento de cuestionarlas.

Nuestras creencias, lógicas y automatismos del hemisferio izquierdo son del pasado y en un mundo que cambia rápido, pueden ser un gran obstáculo, la experiencia pasada se convierte en rutina actual… y es momento de vaciar, de desaprender, para que se deje espacio a que entren novedades sobre uno mismo y novedades del mundo exterior a través de emociones como la curiosidad y la sorpresa.

Cuando las personas y los profesionales ganamos años, lo conocido, la experiencia, lo automatizado y rutinizado es mucho.

  • “Un experto es aquel que sabe cada vez mas sobre menos cosas hasta que sabe absolutamente todo acerca de nada”
  • “Cuando un experto asegura que algo es posible, suele tener razón. Cuando afirma que algo es imposible, suele estar equivocado.”- dice la ley de Murphy

La Sabiduría es la capacidad de responder con una amplia gama de rutinas diferentes y complementarias ante la novedad, aunque la siento mas relacionada con conectar conceptos y aprender, que con el almacenamiento de viejas rutinas del pasado.

Muchos operamos desde el hemisferio izquierdo, desde lo conocido, desde nuestros hábitos automatizados y consideramos que lo nuevo y desconocido es inquietante, molesto o directamente peligroso.

Si sabemos gestionar estas emociones de preocupación y ansiedad ante la novedad o lo desconocido, si somos capaces de reducir la actividad analítica del hemisferio izquierdo, si pudiéramos relajar nuestro cuerpo ante lo nuevo y nos abrimos a lo diferente e imprevisible desde la curiosidad, lograríamos ser todo lo que podríamos ser.

Dedica tiempo a ver cosas que no entiendes, mantente joven y despierto, sal de tu rutina y automatismos, regula tu respiración, trata de estar en ondas cerebrales alfa y theta, reduce tus juicios críticos de tu mente analítica contra lo desconocido e imprevisible y aprende a sacar lo máximo de ti mismo.

¿Que estrategia de aprendizaje e innovación deseas utilizar para ser la mejor versión de ti mismo?

Mas info para empresas:

http://www.banpro.es/

Más info a nivel personal:

http://www.humaning.es/

novedad y rutina

 

El aprendizaje y la transformación, sin menospreciar a la parte cognitiva, tienen una profunda base emocional. (Javier Elorriaga Bilbao en su libro Ingeniería Humanística 2000).

Javier Elorriaga Bilbao (1935-2014) demostró que el aprendizaje aumentaba cuando se involucra al cuerpo, es decir, que tomar parte, sentir, tocar y hacer en interacciones con los demás…. aumenta tanto el aprendizaje como el recuerdo mucho mas que solo ver y oír. Por tanto la dimensión clave del aprendizaje es corporal, emocional a inconsciente. (La Ingeniería Humanística es una disciplina que combina conocimientos y metodologías de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación a nivel personal, educativo, empresarial y social.)

La importancia de gestionar la atención

Disponemos de la atención como una brújula, como un mecanismo de orientación. Tenemos una atención inconsciente biológica que se orienta automáticamente a lo que se mueva, se oiga, se sienta… pero es la atención consciente la que necesitamos para aprender y evolucionar.

La atención consciente es necesaria para que veamos lo que miramos, para que escuchemos lo que oímos, la atención es necesaria para entender lo que escuchamos, para aprender y para que recordemos lo aprendido. La atención es una capacidad limitante por su escasez y si algo no tiene el enfoque atencional no existe, no se escucha, no se ve, no se aprende y no se memoriza.

En un entorno estresante , la atención se dirige hacia lo peligroso o amenazante, desapareciendo al instante de otros estímulos potencialmente interesantes y la curiosidad y el aprendizaje desaparecen.

Solemos a veces prestar atención a lo que hacemos aquí y ahora pero para aprender necesitamos una atención anticipatoria, buscadora y alimentada por una o varias emociones agradables que hacen de guía, de movilizadoras y de atractores.

La atención es una ventana que se abre por dentro de cada persona. Cada uno elige libremente donde la pone y no puede estar en varios sitios en el mismo espacio-tiempo.

La atención no se pide, la atención no se exige, ni se impone…no podemos obligar a estar atentos, el interés  no se fuerza, sino que se despierta, se causa y se genera a través de emociones como la sorpresa y la curiosidad.

curiosidad

¿Desde que emociones podemos mejorarnos o transformarnos?

La sorpresa por ejemplo, es clave porque es un mecanismo biológico automático de prestar atención con los 5 sentidos al estímulo sorprendente. Curiosamente, aunque es una emoción muy breve, te saca súbitamente de la rutina y el foco atencional se reduce al estímulo perdiendo temporalmente la capacidad de ser lógico, es decir, la información entra en nosotros sin pedir permiso. Por eso lo inesperado, lo diferente y la novedad resulta atractivo y es un buen antídoto de la rutina, de lo monocorde, homogéneo y de lo aburrido.

Aunque si a alguna emoción le debemos dar el peso mayor en el aprendizaje es a la curiosidad. No se escribe mucho sobre la curiosidad, de hecho, algunos no saben que es una emoción.

La tenemos por defecto de niños cuando preguntamos, miramos, tocamos…es la atracción que genera en nosotros lo nuevo, lo diferente…y es entonces cuando algo se convierte en interesante y puede llegar a ser una pasión vital.

La curiosidad resulta clave para la supervivencia. Los circuitos de la curiosidad son los mismos que usamos para buscar agua, alimento, sexo.. es decir, la curiosidad es un mecanismo biológico de supervivencia. Y dado que tiene el neurotransmisor dopamina como el sexo, alimento… es fuente de placer, es decir, aprender desde la curiosidad resulta placentero. Dado que la curiosidad muestra actividad en estructuras límbicas como el hipocampo y en el córtex prefrontal, existen evidencias del papel de la curiosidad en la memoria y en el aprendizaje.

La curiosidad es el Deseo de ver, observar, averiguar o investigar  algo con atención, son las ganas de escuchar, es el interés en saber, la motivación de probar y la expectativa positiva de hacer algo diferente ante situaciones de aburrimiento, duda, incertidumbre, desconcierto, problemas, incongruencias, contradicciones, paradojas…que nos hace buscar una información o conocimiento específico y guardarlo en nuestra memoria.

La curiosidad permite poner la atención fuera de nuestra conversación privada, permite alejarse de la “cháchara mental” imparable que tenemos con nosotros mismos, liberarnos de hacer juicios  y poner la atención en los objetos, en las personas o en los hechos que nos rodean…y en nosotros mismos. Podemos conectar con temas, personas u objetos sin juicio crítico previo, con foco abierto, con ansia de aprender… es el enfoque y la actitud ideal ante lo desconocido.

La curiosidad nos saca de la apatía y  nos impulsa a preguntar a otros y a preguntarnos a nosotros mismos “por que”, “como” y “para que”. Quien no pregunta no enriquece su punto de vista con la opinión de otros, no recoge nueva información de puntos de vista diferentes, no conecta con quienes piensan diferente…podría quedarse en un enfoque único, rígido y limitado. Las preguntas surgen en nuestro córtex cerebral y las verbalizamos después de que nuestro sistema límbico se ve activado por la dopamina y la serotonina.  Si el miedo nos frena o nos hace escapar, la curiosidad hace el efecto opuesto y complementario. La curiosidad nos hace movernos, nos activa y nos impulsa a la acción hacia lo desconocido, lo nuevo, lo incierto, lo misterioso…sin miedo, con apertura y deseo de aprendizaje.

Muchas personas se han instalado en su zona conocida, en lo que ya es, en lo que hay…y en esa falsa sensación de seguridad útil, desconectan su curiosidad, como si ya no fuera necesario aprender, como si ya no se requiriera descubrir, como si ya no hubiera nada que crear, nada que explorar o nada que innovar. Están literalmente viviendo en el pasado, cerrados al nuevo conocimiento y con respuestas rígidas no adaptadas a las nuevas realidades.

Frecuentemente tememos el futuro, tenemos miedo lo que vaya a suceder, pero el control del futuro no es posible ni tiene sentido, en cambio una actitud de apertura a la curiosidad y confianza, puede ser lo mejor para una respuesta adecuada a la situación que se nos presente.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a vivir con curiosidad

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

 

Página siguiente »