1.- Mecanismos desconocidos “cuerpo-cuerpo” de las enfermedades.-

Los científicos e investigadores están descubriendo complejos mecanismos ocultos en cómo se generan y sanan diversas enfermedades.

Se sabe que el corazón y el intestino son capaces de producir oxitocina y serotonina respectivamente, es decir, además de sus funciones de mover sangre y asimilar, son también glándulas que producen hormonas y afectan a otras partes del cuerpo.

Por ejemplo la diabetes hasta hace muy poco se creía que la regulación de la glucosa era una comunicación entre el páncreas, el hígado, los músculos y la grasa. Sin embargo  una hormona del esqueleto, los huesos se comportan como unas glándulas, parece que influye en el modo en que el cuerpo procesa el azúcar.

Gerard Karsenty de la Columbia University Medical Center descubrió que una sustancia que fabrica el hueso, la osteocalcina, enviaba señales a las células de la grasa y al páncreas responsable de segrega insulina. Esto resulta clave para la diabetes 2 y la obesidad.

Ronald Kahn, catedrático de la Harvard Medical School, describe que las señales del sistema inmunológico, el cerebro y el intestino desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los lípidos, especialmente en el caso de la diabetes tipo 2

2.- Conexión oculta “cerebro-órgano” en las enfermedades.-

Los científicos e investigadores están descubriendo recientemente mecanismos ocultos en los que el cerebro interviene en cómo se generan y sanan diversas enfermedades físicas. El cerebro se conecta y comunica con el páncreas, hígado, corazón, intestino…con todo el cuerpo.

Un nuevo actor en la gestión de la glucosa es el propio cerebro. Hasta hace muy poco no se ha explorado el papel del cerebro en su regulación. Ahora se ha visto en ratones que, al suprimir los receptores de insulina en el cerebro, los animales no podían regular adecuadamente la glucosa y acababan desarrollando diabetes.

Pero es más, un deterioro en las mitocondrias de ciertas neuronas del cerebro, inhiben la producción de insulina del páncreas. ¿Una conexión cerebro-páncreas?

Parece que el cerebro se conecta con el páncreas, hígado, intestino, huesos…y que es el auténtico regulador del metabolismo de la glucosa y posiblemente de otras enfermedades.

3.- ¿Qué parte del cerebro se conecta con los órganos y tiene capacidad de regularlos?.-

 Realmente el cuerpo está representado en el cerebro a través del sistema propioceptivo y el cerebro está en el cuerpo a través de los nervios y de todas las neuronas distribuidas por el cuerpo.

En la regulación del metabolismo el hipotálamo es clave. Un pequeño grupo de neuronas del hipotálamo, llamadas POMC (ProOpioMelanoCortina), detectan e integran señales que informan sobre el estado energético del organismo y activan las respuestas fisiológicas oportunas. Estas neuronas POMC son sensibles a las fluctuaciones en nutrientes como la glucosa, ácidos grasos o aminoácidos y están implicadas en el control de la cantidad de insulina que segregan las células beta del páncreas.

Los científicos observan por primera vez que esta comunicación entre hipotálamo y páncreas depende de la actividad de la proteína mitofusina 1.  Un aumento desproporcionado  de la producción de especies radicales de oxígeno (ROS) en las neuronas POMC del hipotálamo del cerebro afectan al páncreas.

Cuando falla la dinámica mitocondrial en estas neuronas POMC , las células beta del páncreas pierden su capacidad de segregar insulina para responder al aumento de glucosa. Por lo tanto, el hipotálamo se comunica con el páncreas y lo condiciona.

Antonio Zorzano, investigador del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona),  explica que el mismo mecanismo está relacionado con “la obesidad, síndrome metabólico,  pero también tenemos pruebas de que hay una relación entre dinámica mitocondrial y cáncer de hígado y posiblemente también la haya con enfermedades neurodegenerativas”

4.- Hipotálamo, clave en el estrés y las emociones.-

El hipotálamo es un centro coordinador, capaz de integrar la información emocional y sensorial ya que recibe información de lo que está sucediendo en las vísceras, y está al tanto de lo que ocurre fuera (desde la retina le llegan señales visuales) y también recibe información de la corteza cerebral, de la amígdala, del hipocampo, del sistema endocrino y afecta al cuerpo.

Stephen Ranson en 1932 implantó electrodos en el hipotálamo de diversos animales. A través de la estimulación eléctrica del hipotálamo, Ranson generó diversas reacciones autonómicas a los animales como erección capilar, alteraciones en la motilidad gastrointestinal, presión sanguínea o ritmo cardíaco.

Un investigador de la Universidad de Zurich, Walter R. Hess, demostró que la estimulación eléctrica de varias localizaciones del hipotálamo podía inducir diferentes respuestas de ataque y de defensa. W.R. Hess estudió los efectos de la estimulación eléctrica del hipotálamo era capaz de generar en los animales patrones característicos de respuestas emocionales de miedo y de furia. En 1949, Hess recibió el premio Nobel por sus trabajos sobre el papel del hipotálamo en la coordinación y regulación funcional de los órganos internos.

Si el hipotálamo es tan importante en la coordinación cerebro-cuerpo, parece evidente que el estrés y las emociones, juegan un papel importante en la enfermedad. Richard F Thompson aseguraba que “El hipotálamo es uno de los pocos lugares dentro del sistema nervioso central, en que la estimulación produce configuraciones de conducta emocional” Richard F. Thompson, 1973. Fundamentos de Psicología fisiológica (2009), p. 649.

El hipotálamo coordina la expresión emocional a través de la regulación de los sistemas neuroendocrino, motor y autónomo. Es la sede del control de nuestro inconsciente biológico y también responsable de las respuestas de simpaticotonía y vagotonía del sistema nervioso autónomo.

5.- Mitocondrias, emociones y estrés.-

Las mitocondrias son los orgánulos del interior de las células capaces de generar energía en forma de ATP. El correcto funcionamiento de las mitocondrias es clave de la salud y sus daños causa de multitud de enfermedades.

Los radicales libres son moléculas inestables (perdieron un electrón) y altamente reactivas que ataca a las moléculas que están a su alrededor para obtener su estabilidad. La molécula atacada se convierte entonces en un radical libre y de esta manera se inicia una reacción en cadena que dañará muchas mitocondrias y células.

Además de la polución, los procesos normales del organismo producen radicales libres como el metabolismo de los alimentos, la respiración y el ejercicio. Una actividad exagerada que implique actividad simpática fuerte con mayor tasa respiratoria produce mas radicales libres. El estrés cognitivo, el estrés emocional, el estrés alimenticio, el estrés físico y social aumentan los radicales libres que pueden dan lugar a daños en las mitocondrias de las neuronas POMC que afectan a diversos órganos del cuerpo..

mitocondria

Los radicales libres toman electrones de los lípidos y proteínas de la membrana celular, que al ser dañada, no podrá cumplir sus funciones como el intercambio de nutrientes y la limpieza de materiales de desecho, haciendo imposible el proceso de regeneración y reproducción celular. En el interior de la célula, los radicales libres atacan el DNA (material genético) que provee la matriz para la replicación celular, impidiendo a la célula su reproducción y por eso contribuyen al proceso del envejecimiento y la enfermedad.

En resumen, se puede afirmar, cada vez con mayor base científica, que el estrés oxidativo en las mitocondrias “no es un efecto”, sino una de las causa del daño y la destrucción celular.

La melatonina, que produce la glándula pineal del cerebro, es un compuesto natural, que produce el organismo humano y es un excelente antioxidante endógeno, y combate eficazmente a los radicales libres, frena la producción de óxido nítrico, es decir, una doble actividad antioxidante y antiinflamatoria que protege del envejecimiento y la enfermedad.

La teoría mitocondrial del envejecimiento indica que el aumento de los radicales libres de oxígeno y nitrógeno alteran la función mitocondrial. En el envejecimiento, disminuye progresivamente la eficiencia de la cadena de transporte electrónico (CTE) y la producción de ATP, lo que contribuye a la disminución de funciones cognitivas como la memoria. Estas alteraciones son similares a las que ocurren en procesos neurodegenerativos e inflamatorios, tales como el Parkinson, Alzheimer, Huntington y ataxia de Friedreich…

Durante los últimos años se ha evidenciado la importancia de vivir en un estado emocional normal, evitar el estrés y potenciar el efecto neuroprotector y antienvejecimiento de la melatonina. La melatonina natural con sus efectos antioxidantes se produce de noche por lo que un buen descanso así como la relajación y meditación, ayudan a estar más protegidos del daño de los radicales libres y ayuda a prevenir y sanar enfermedades.

Como decía Santiago Ramón y Cajal:

– Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro.

– Hay que hacer vibrar a las neuronas dormidas con emociones y sentimientos.

Mi foto

Tomas Elorriaga

Biólogo

tomas.e@humaning.es

 

Anuncios

“No solo hay un cuerpo a sanar; hay conductas a modificar

No solo hay conductas a modificar; hay emociones dolorosas a aceptar;

No solo hay emociones dolorosas a aceptar; hay una actitud a decidir;

No solo hay una actitud a decidir; hay un amor por reconocer y una paz a vivir;

No solo hay un amor por reconocer y una paz a vivir; hay una mente a sanar

No solo hay una mente a sanar; hay una coherencia a ejercer

No solo hay una coherencia a ejercer; hay un poder a reconocer y una libertad a ejercer;

Hay un poder a reconocer y una libertad a ejercer:

  • Una realidad en la que percibirse;
  • Una nueva realidad a crear;
  • Una atención a orientar;
  • Un sueño, vocación o misión a sentir; una intuición a la que rendirse;
  • Una consciencia a la que abrirse; una unidad y plenitud a percibir desde la conexión;
  • Una decisión de Ser, un renacer;
  • Un camino interior de transformación personal a recorrer;
  • Un ego o vieja identidad a integrar y trascender ;
  • Una nueva percepción a elegir; una perfección a admirar;
  • y una vida nueva a crear»

mi-jeta

Tomas Elorriaga

Tu futuro solo puedes crearlo tu;  http://www.humaning.es/

caminos de bienestar

El síntoma no es “malo”

Si algo nos duele, si sentimos malestar, decimos que estamos “malos”. Pero muchas veces, no suele ser verdad del todo, con frecuencia nos estamos sanando. ¿Cómo?

El síntoma puede doler y hacerte sufrir pero no es “malo”. Elimina los juicios negativos contra el síntoma. No luches contra el síntoma.

El síntoma es el lenguaje del cuerpo para llamar tu atención sobre tu vida. Viene a ayudarte a que tomes conciencia de algo muy importante sobre ti y viene a salvarte.

Para que acallar o hacer desaparecer a quién viene a sanarte?

El síntoma no es la enfermedad

Confundimos síntoma con enfermedad.

Realmente considero que actúan en 2 niveles diferentes. El síntoma es el aviso desde la corporalidad y la enfermedad está en el observador. Una está “afuera” y la otra “adentro”

Normalmente cuando peores son los síntomas, menos enfermos estamos. La relación síntoma-enfermedad no es siempre lineal ni directamente proporcional

El síntoma es corporal, es una solución, es un lenguaje somático. ¿Para qué sirve?

El síntoma es para que seas consciente de tu identidad inconsciente, para que sepas quien estas siendo, para que cambies tus pensamientos, emociones, lenguaje y acciones, para que seas tu auténtica identidad.

La enfermedad no es corporal

Lo que llamamos enfermedad es mucho más profundo que el síntoma. Es mucho más interno, más recóndito.

La enfermedad no es corporal, la enfermedad realmente son pensamientos, actitudes, emociones, juicios y acciones erróneas, inconscientes e incoherentes. Es algo a cambiar en tu estilo de vida, una incoherencia identitaria, es una invitación a ser.

no es luchar sino desactivar solución

Tienes el poder de sanarte

No se trata de cambiar al cuerpo. Si la enfermedad no es corporal, tiene que ver contigo, con tus pensamientos, emociones, lenguaje y acciones. Aquí está tu poder transformador.

No se trata de que cuando estés bien estarás feliz sino justamente al revés. Siéntate bien ahora.

Si cambias tú, si mejoras tu estilo de vida, si vives consciente y coherente con quién eres y quieres ser , el cuerpo te seguirá y el síntoma desaparece.

El camino solo puedes andarlo tu, nosotros te acompañamos en http://www.humaning.es/

mi-jeta

Tomas Elorriaga (Biólogo)

tomas.e@humaning.es

https://www.facebook.com/tomas.elorriaga

1.- DISPUESTO A CAMBIARME O ESTAR HARTA DE SUFRIR.-

Cuando tienes un problema sea una dolencia mental, emocional, biológica o espiritual, sientes un fuerte malestar, entras en estrés y cuando dura mucho tiempo puedes empezar a rendirte, empiezas a sentir que estás harta de sufrir. Cansada, agotada, harta.

Hartarse de sufrir es a veces un paso necesario. Es un momento de decidir cambiar tu vida. De hacer lo que haya que hacer, de dar la vuelta a tu vida, cambiando todo lo que haya que cambiar, creencias, emociones, pareja, empleo, hábitos… Normalmente uno no está tan dispuesto a cambiarse a si mismo, se conforma solo con cambios externos y superficiales.

Sea por sufrimiento o por voluntad propia, ahora tienes un deseo genuino de sanarte o mejorar y te pones en marcha. Decides ser sincero contigo mismo. Harás lo que sea. Buen comienzo!!

claves-sanacion2.- SU AUTORIDAD Y TU PODER. Tu decides

En algún momento habrás sentido impotencia, desaliento…Hasta habrás creído que poco puedes hacer tu. No te ves capaz de salir, crees que no puedes, que será muy difícil. No hagas caso a esa voz. Es falsa.

Necesitas acompañarte de alguien que te ayude a retomar tu conciencia emocional, la soledad es dura. No eres menos valioso por pedir ayuda.

Este proceso de sanación tiene multitud de posibilidades de autosabotaje, de que te mientas a ti, que evites lo que te duele, que te construyas hipótesis falsas… Tu mente consciente puede dificultar la sanación, desviándote del camino que debes hacer.

Pero hazte acompañar de alguien que aprecies o te hayan hablado bien, que para ti tenga autoridad, que confíes. Alguien que escuche tus  silencios, lo que no dices.

Y en el camino debe ser alguien que te vaya recordando que el tiene autoridad pero que el poder lo tienes realmente tu. Tu poder es elegir. Recupera tu poder. La confianza en el acompañante es el espejo exterior para ver tu auténtico poder interior.  Vas bien!!

 

3.- CONCIENCIA EMOCIONAL. Sin emociones no hay enfermedad.

La enfermedad no es algo malo que te ocurre. Es para tu bien ya que contiene una información que necesitas para evolucionar. Es un mensaje personalizado para ti. Tiene que ver con lo que has pensado, has sentido y has hecho. Tiene que ver contigo, con tu historia personal y familiar. No hay culpa, hay responsabilidad.

El malestar no es lógico ni racional. Nos enfermamos emocionalmente y así mismo te sanarás. No te vas a sanar con razones, sino con emociones, con la conciencia emocional. Debes descifrar ese mensaje personalizado del que no eres consciente y sentirlo. Por qué? Porque la enfermedad no obedece a tu consciente. Tus hipótesis de por qué estas enfermo son falsas.

Sin pensamientos, sin juicios y sin emociones no hay enfermedad. Es la mente la que afecta al cuerpo. Es la mente la que debe sanar.  Date permiso a sentir y no pienses tanto.

Toma conciencia de la historia que ocultas, libera las emociones no expresadas y libera a tu inconsciente. La toma de conciencia emocional, saber para que vivo esto, te refuerza la claridad de que lo que debes arreglar está en ti, en tu interior, no en los demás, no en el exterior. Has dado un gran paso.

4.- EL AMOR POR TI HOY Y ACCION.-

Debes dejar el pasado atrás y toda culpabilización a otros y a ti mismo. Donde había miedo, culpa, ira , tristeza o asco. Nadie te atacó, nadie te hizo nada. No hay nada fuera de ti que te pueda hacer daño. Esto te mantiene en estrés. Perdona a otros y especialmente a ti mismo. Eres responsable pero no culpable.

Únete a ti mismo, escúchate, apréciate, acéptate y amate sin condiciones en el presente. ..y actúa diferente desde aquí. Confía en la vida. Todo es para bien

Habrás confiado en ti, en los demás y en la vida. El camino solo puedes andarlo tu, nosotros te acompañamos en http://www.humaning.es/

Mi foto

Tomas Elorriaga (Biólogo y Acompañante)

Humaning

tomas.e@humaning.es

 

Vivimos con demasiadas tensiones y stress.

Una vida a toda prisa, con amenazas permanentes que nos alteran o nos alteraran.

Demasiada angustia, ansiedad y miedo al futuro.

Debemos añadir también los recuerdos del pasado, los impacto emocionales de hace años, las traiciones, odios, ataques … los dados y recibidos. A veces nos quedamos pegados al pasado.

La vida tiene su parte adversa, hay duelos familiares, decepciones, errores…todo no sale siempre bien.

La psiconeuroinmunología nos dice que el stress mantenido en el tiempo reduce nuestra capacidad de reaccionar inmunológicamente y nos deteriora, nos oxidamos y deterioramos por radicales libres. La capacidad de reparación celular se reduce.

Se sabe que sentir prolongadamente una emoción de pena, miedo, culpa, ira…a la larga nos altera mental y físicamente.

Cuando aparece la enfermedad nos sorprendemos, nos llama la atención. “Lo que me faltaba!!! Ahora encima estoy enferma!!!!”

Como si yo no tuviera nada que ver, como si yo fuera víctima, como si alguien conspirara para fastidiarme.

Pero entonces… empieza la lucha, hay que derrotar a la enfermedad, y una batalla comienza en mi cuerpo, en mi mente, en mis emociones, me pongo en guerra, hay que defenderse del ataque, hay que machacar la enfermedad, hay que destruirla, debemos eliminar los síntomas. Hay que acabar con la enfermedad sea física o psíquica!!!!. Demasiado “hay que”.

No se si proviene de nuestro ego, de la creencia en el pecado , en sentirnos desprotegidos o en el sufrimiento o en la creencia en nuestra pequeñez. Da igual.

¿A dónde nos lleva esto? Es un enfoque en el problema, llevo la atención a la enfermedad, hacia lo negativo y creo más de lo mismo. En nombre de la guerra creo mas malestar.

La naturaleza es sabia y nuestra biología también:

  • Si como algo tóxico o en exceso, podemos tener vómitos y diarreas.
  • Si subo al monte con gran altitud, aumento las pulsaciones y los glóbulos rojos
  • Si aumenta mi exposición a la luz solar, mi biología aumenta la melanina y me pongo moreno

¿Quién ha creado estas soluciones? Es nuestro inconsciente biológico. Funcionan en automático y responden también a nuestros pensamientos y emociones.

Lo que llamamos enfermedad son soluciones, por tanto, sanarnos es comprender e integrar lo que el mensajero (enfermedad) quiere decirme (mensaje). ¿Por qué destruirlo?

Por supuesto que necesitamos calmantes, atajar los síntomas en el cuerpo…pero la situación no es sólo en mi cuerpo, este partido se juega en nuestra mente, en nuestros pensamientos, juicios y emociones. ¿Ayuda un lenguaje de guerra con ira y tensión?

no es luchar sino desactivar soluciónNosotros creemos que NO SE TRATA DE LUCHAR NI DE DERROTAR LA ENFERMEDAD, SINO DE DESACTIVAR UNA SOLUCIÓN QUE ES PARA NUESTRO MAYOR BIEN. EL BIENESTAR VIENE DE COMPRENDER Y AGRADECER.

  • ¿Luchamos contra la diarrea o comprendemos la toxicidad mental y emocional que nos estamos comiendo?
  • ¿Que me quiere decir mi biología con este malestar?
  • ¿Lo vemos como víctimas de otros o como protagonistas de nuestra propia vida?
  • ¿Para qué he atraído a mi esta situación inconscientemente?¿Que podría aprender?
  • ¿Maldecimos la enfermedad o le damos las gracias por la solución que fue en su momento?

Cuando la persona toma conciencia, deja de luchar, agradece la solución, integra el mensaje, sus pensamientos cambian a mejor, sus emociones son reparadoras y se comienza el enfoque en la solución, a practicar el bienestar… y tu inconsciente biológico sabrá “desactivar la solución. Ya no es necesaria.”

Primero es estar yo bien y luego viene la sanación. Eres tu quien la activas o desactivas

Nos merecemos pensar bien y sentirnos mejor. El cuerpo te seguirá.

Aprende a interpretar los mensajes de tu biología y se tu el creador de la vida que siempre has deseado.

Mas información en http://humaning.es/

Mi foto

Tomas Elorriaga

http://humaning.es/

http://es.linkedin.com/in/innovacionpersonas

 

Todos hemos sentido algún malestar en algún momento de nuestra vida.

Hemos sido educados en que debemos detectar la enfermedad y destruirla, que debemos luchar contra la enfermedad, vencerla y matar los microorganismos. Lenguaje de guerra que nos obliga.

Sin descartar las ventajas de controlar las constantes vitales, las infecciones, inflamaciones, dolor… el lenguaje de guerra, de ataque, de obligación se basa en el miedo a la enfermedad lo que produce más síntomas de stress, nerviosismo, aceleración del ritmo cardíaco, incremento de la tasa de respiración, tensión muscular, insomnio…que se añaden a los síntomas iniciales y poco ayudan a sanarse. Parece que tomamos el papel de protagonista y de responsable, porque peleamos, pero en realidad somos víctimas de nosotros mismos, de nuestros miedos.

LUCHAR O CONCIENCIA

Proponemos enfocarnos mas en los síntomas que en la enfermedad. Los síntomas son mas reales que la enfermedad. En vez que querer luchar y estresarnos tratar de comprender lo que los síntomas significan, obtener el mensaje inconsciente, tomar conciencia y aumentar el bienestar subjetivo. No añadamos mas stress al malestar.

El 15 de mayo analizaremos en la sesión ESCUCHA TU BIOLOGÍA lo que los síntomas significan. Jornada gratuita de 17:00 a 19:00 en Derio (Astintze 2-1ºC). Apuntarse en http://www.humaning.es/contacto rellenando el formulario de contacto. Aforo limitado.

Os esperamos

tomas foto - copia

Tomas Elorriaga

http://www.humaning.es