Con frecuencia las personas nos enfocamos en lo que no funciona, en lo que no queremos, en quienes se desvían de la media, en lo que no funciona bien en nuestra vida.

Esto no produce emociones desagradables, nos hace sentir mal, confirma nuestras creencias catastróficas y nos genera más de lo mismo. Lo has creado tu mismo en modo no consciente, por esta razón se te repite lo mismo. Pero no hay culpa.

Ahora sabemos el poder de la intención, la capacidad de crear realidad que tenemos con nuestra atención. Donde te enfocas, eso mismo creas. Lo que rechazas, lo fortaleces.

Esta capacidad de crear realidad a nivel personal y empresarial mal utilizada permite generar lo que no queremos, obtener lo que no deseamos y hacernos sentir mal.

Debes elegir si eres observador de una realidad o crees que tienes capacidad de influir o capacidad de crear tu realidad personal o empresarial. Debes decidir si puedes o no dirigir tu atención.

enfoque en lo positivo

Todo es un reflejo de tu enfoque, de donde pones tu atención conscientemente. Es normal que nos fijemos en lo peligroso, lo que se desvía, lo que va mal o podría ir mal…si estamos en claves de supervivencia.

Pero el bienestar, crear, crecer, innovar, mejorar… exige  poner la atención en lo deseado, en la solución, en lo que funciona, apreciar lo bueno…conscientemente.

A nivel empresarial y social, se necesita que una masa crítica de personas de la organización no solo compartan valores, objetivos o planes de acción, sino que además pongan la atención en lo que funciona bien, porque eso mismo va a crear en el futuro.

No hay nada imposible, los límites los ponemos nosotros

Tienes más información en http://www.banpro.es/psicolog%C3%ADa-positiva-aplicada

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

www.banpro.es

http://es.linkedin.com/in/innovacionpersonas

1.- Creamos fuera los espacios emocionales que tenemos nosotros dentro.-

¿Y si en vez de enfocarnos a lo que no funciona y a quien se desvía negativamente de lo esperado, nos enfocáramos a lo que funciona y a quien se desvía en positivo?

Creamos nuestra propia realidad desde nuestro enfoque de atención. Obtenemos aquello a lo que prestamos atención.

¿Por que no enfocarnos  en lo que marcha bien en las personas y organizaciones, lo que es estimulante , lo que se ha experimentado como bueno, y lo que es estimulador en vez de a lo que es deprimente?

Algunas empresas son lideradas por personas que han comprendido que para transformar la organización deben transformarse a si mismos.

Han tomado conciencia que sin el compromiso de las personas no hay nada que hacer por lo que se han dedicado a causar intencionalmente un clima emocional que:

  • Cuidan las relaciones, la comunicación y la transparencia
  • Ofrecen trabajos significativos, con sentido y poder de decisión
  • Trabajan el perdón y la gratitud
  • Los líderes se muestran optimistas, confiables e íntegros.

En estos climas, las personas sin sinceras, porque no hay ni culpa, ni tanto miedo bloqueante. Los problemas afloran, se resuelven y se previenen. El talento se despliega, los equipos funcionan, el clima emocional mejora y se contagia a clientes y accionistas. Los mejores resultados vienen después.

2.- Organizaciones están atrapadas en el pasado.-

El pasado suele ser un lastre para las empresas, y muchas dicen “que lo pasado, pasado está”, pero aunque racionalmente no es así en la dimensión emocional.

Las emociones del pasado siempre afloran en el presente.

Muchas empresas que han pasado por despidos, concursos de acreedores, recortes de presupuestos, abandono de proyectos estimulantes, errores garrafales, cierres parciales de líneas de negocios, reubicaciones o presiones excesivas por conseguir resultados aunque se causen  daños personales, han dejado demasiadas rencillas y resentimientos entre personas y departamentos.

En estas circunstancias, el pasado no solo está muy vivo en el presente sino que se repite una y otra vez.

Es como querer avanzar mirando hacia al pasado.

3.- ¿Que pueden hacer las empresas para crear climas positivos y obtener resultados?

Un clima positivo es aquel en el que las emociones agradables prevalecen por encima de las desagradables.  Numerosas investigaciones científicas han confirmado que la promoción de emociones sociales como el perdón, la gratitud o el aprecio amplían las perspectivas cognoscitivas, mejoran la creatividad y productividad de las personas.

CLIMA 4,0.pngPocos directivos se atreven a fomentar estrategias de trabajar el perdón y prefieren “dar por cerrado el pasado”, no removerlo para que “huela menos la porquería”.

Lamentablemente creer que el pasado se ha ido y creer que el pasado no tiene efecto en el presente no solo es de ingenuos sino que es además una evidencia de nuestra ignorancia sobre como sentimos las personas. El cerebro emocional no olvida.

Existen empresas que están logrando trascender el pasado, porque saben que el pasado se proyecta al futuro ya que lo conveniente, lo que no hay que hacer, las creencias, valores, éxitos, fracasos…hunden sus raíces en el pasado.

Además del enfoque del perdón para cerrar el pasado, es clave trabajar la humildad, el coraje y la ayuda en las conversaciones de la organización. Es clave fomentar un espíritu de logro y de estar pendientes de los compañeros que necesitan ayuda.

El reconocimiento de lo bueno y positivo de los demás, lo refuerza. Identificar y construir sobre los puntos fuertes de las personas es más beneficioso que buscar y corregir sus debilidades.

La comunicación positiva se produce en las organizaciones cuando el lenguaje afirmativo y solidario sustituye al lenguaje negativo y crítico. 

Aquellos para quienes el trabajo es una manera de ganar dinero están motivados fundamentalmente por la recompensa económica. Caen en el mismo error de la empresa cuya única misión es solo “ganar dinero”.

Las personas que son vocacionales, les gusta y llena lo que hacen y les da un sentido de misión vital plena,  de contribuir a aportar algo valioso a la sociedad, genera unos beneficios intrínsecos y un sentido profundo del trabajo. Estas personas obtienen unos resultados de mayor satisfacción en su ámbito laboral y personal

El bienestar social en la organización, gracias a las interacciones interpersonales,– tienen efectos beneficiosos sobre numerosos aspectos del comportamiento humano y de la salud. De hecho, abundantes estudios reflejan que las relaciones sociales positivas afectan a los sistemas hormonal, cardiovascular e inmunológico del individuo, mejorando, por lo tanto, la salud, el bienestar y el rendimiento en el trabajo.

Las investigaciones sugieren que el clima emocionalmente positivo está asociado a resultados extraordinariamente buenos que se sostienen en el tiempo.

http://www.banpro.es/psicolog%C3%ADa-positiva-aplicada

mi-jeta

Tomas Elorriaga
Psicología Positiva Aplicada
tomas@banpro.es

El síntoma no es “malo”

Si algo nos duele, si sentimos malestar, decimos que estamos “malos”. Pero muchas veces, no suele ser verdad del todo, con frecuencia nos estamos sanando. ¿Cómo?

El síntoma puede doler y hacerte sufrir pero no es “malo”. Elimina los juicios negativos contra el síntoma. No luches contra el síntoma.

El síntoma es el lenguaje del cuerpo para llamar tu atención sobre tu vida. Viene a ayudarte a que tomes conciencia de algo muy importante sobre ti y viene a salvarte.

Para que acallar o hacer desaparecer a quién viene a sanarte?

El síntoma no es la enfermedad

Confundimos síntoma con enfermedad.

Realmente considero que actúan en 2 niveles diferentes. El síntoma es el aviso desde la corporalidad y la enfermedad está en el observador. Una está “afuera” y la otra “adentro”

Normalmente cuando peores son los síntomas, menos enfermos estamos. La relación síntoma-enfermedad no es siempre lineal ni directamente proporcional

El síntoma es corporal, es una solución, es un lenguaje somático. ¿Para qué sirve?

El síntoma es para que seas consciente de tu identidad inconsciente, para que sepas quien estas siendo, para que cambies tus pensamientos, emociones, lenguaje y acciones, para que seas tu auténtica identidad.

La enfermedad no es corporal

Lo que llamamos enfermedad es mucho más profundo que el síntoma. Es mucho más interno, más recóndito.

La enfermedad no es corporal, la enfermedad realmente son pensamientos, actitudes, emociones, juicios y acciones erróneas, inconscientes e incoherentes. Es algo a cambiar en tu estilo de vida, una incoherencia identitaria, es una invitación a ser.

no es luchar sino desactivar solución

Tienes el poder de sanarte

No se trata de cambiar al cuerpo. Si la enfermedad no es corporal, tiene que ver contigo, con tus pensamientos, emociones, lenguaje y acciones. Aquí está tu poder transformador.

No se trata de que cuando estés bien estarás feliz sino justamente al revés. Siéntate bien ahora.

Si cambias tú, si mejoras tu estilo de vida, si vives consciente y coherente con quién eres y quieres ser , el cuerpo te seguirá y el síntoma desaparece.

El camino solo puedes andarlo tu, nosotros te acompañamos en http://www.humaning.es/

mi-jeta

Tomas Elorriaga (Biólogo)

tomas.e@humaning.es

https://www.facebook.com/tomas.elorriaga

Hay muchas razones para que una persona a nivel personal y profesional mejore la gestión de sus emociones

En este vídeo explico algunas de esas razones

Haremos entrenamientos presenciales en COMPETENCIAS EMOCIONALES

Te esperamos

Apúntate en http://www.banpro.es/contacto

 

 

 

 

Muchas veces no nos explicamos los problemas  que nos pasan, sobre todo los que se repiten una y otra vez, ya sean conflictos emocionales, laborales, enfermedades, problemas de pareja o de dinero.

Lo primero que pensamos es que tiene que ver con los demás, por eso los juzgamos, los criticamos, los evitamos, culpamos…

Los niveles de bienestar  subjetivo, la eficacia profesional, las buenas relaciones con los demás, el tener un propósito en la vida … tienen que ver más con lo que pasa dentro de nosotros  que con lo que ocurre fuera.

Cada uno de nosotros debemos determinar el sentido de nuestra vida, lo que nos gusta, lo que queremos hacer y en que poner nuestra atención. Vivimos separados de otros y de nosotros mismos. No nos conocemos profundamente, porque conocernos implica conocer nuestros pensamientos, emociones, lenguaje y acciones, pero no es suficiente. Conocerse exige dar luz a nuestra sombra.

La epigenética conductual ha demostrado que se heredan emociones de nuestros antepasados. Toda la información de tu familia está también en ti. Tu bienestar exige tomar conciencia de tus programas inconscientes, porque el inconsciente dirige tu vida, crea tu realidad y por eso repetimos el pasado. Conocernos a nosotros mismos y aceptarnos permitirá conocer si nuestra atención está demasiado centrada en el pasado o en el futuro, si está en el presente.

En modo supervivencia no fijas tu atención en lo deseado sino en lo “no deseado”. Las personas tienden a no fluir porque tienen la atención demasiado fuera de sí mismas (ansiedad, angustia, miedo, fobias). La física cuántica demuestra que creamos la realidad desde nuestra conciencia, cuando apartamos al ego y se permite ser a la consciencia. Nos encontramos una y otra vez con nosotros mismos.

tu realidad eres tu

Cuando  te das cuenta que no piensas lo que quieres pensar, ni sientes lo que quieres sentir, ni dices lo que quieres decir, ni haces lo que quieres hacer, descubres que estas separado de ti mismo. No eres realmente tú. Eres los programas de carencia, imposibilidad de disfrutar de la pareja, desamor, soledad, desprotección… No puedes encontrar sentido a tu vida si vives con una identidad heredada que todavía no han trascendido. La persona debe ser capaz de elegir quien quiere ser; dejar de ser lo que le pasó y ser quien decide libremente ser. Deja de buscar; vienes a ser tú mismo, vienes a crearte a ti. Este es tu propósito y responsabilidad.

Conviene saber en que emociones vivimos, porque automáticamente sentiremos miedo, enfado y tristeza, pero la alegría, serenidad y amor lo debemos crear intencionadamente. No seremos mejores padres, ni mejores profesionales, si no somos mejores personas.

El camino de conocerte a ti mismo solo puedes hacerlo tú, nosotros te acompañamos en http://www.humaning.es/

mi-jeta

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

https://www.facebook.com/tomas.elorriaga

 

 

La emoción nos saca de la “inopia”.-

Cada día pasamos por miles de cambios emocionales de los que la mayor parte de las veces no somos ni conscientes.

Las emociones nos sacan del estado neutral o del estado de inopia o limbo, para llevar nuestra atención a algo externo. Nos puede ayudar a alejarnos de algo o a acercarnos a algo. Las emociones generan Aproximación o Evitación de algo externo.

Lo que sucede es que si prestamos la atención, no a la emoción que siento, sino al juicio que hago, nuestra atención se aleja de la emoción interna y se orienta a lo exterior, tanto si es percibido como agradable o como desagradable.

identidad y emocion 2

El regalo oculto de toda emoción.-

¿Deseas sacar mas partido de la emoción que sientes? Toda emoción es un regalo personalizado para ti y tu mayor bienestar.

Una manera es acoger las emociones y en ese espacio de libertad que todos tenemos, podemos decidir conscientemente sentirla, antes de irnos hacia el estímulo exterior.

Una vez que sintamos esa emoción como una parte de nosotros mismos, la acogemos sin juicio, la sentimos en nuestro cuerpo y me pregunto:  ¿Por qué y para que siento esta emoción? Es parte de mi. Tiene que ver conmigo, con mi identidad. ¿En que estado indica que estoy esta emoción? Y si se repite: ¿Quién indica que soy esta emoción?

Entonces obtendrás información valiosa de ti mismo, de tu foco atencional, de tus creencias, pensamiento, corporalidad, decisiones, lenguaje, acciones, es decir, de tu identidad y serás libre para crear tu propio futuro.

El camino de conocer y crear tu identidad solo puedes hacerlo tú, nosotros te acompañamos en http://www.humaning.es/

mi-jeta

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

https://www.facebook.com/tomas.elorriaga

https://www.linkedin.com/in/innovacionpersonas/

 

La función adaptativa, motivacional y social de las emociones.-

Cuando nos preguntamos para que sirven las emociones, suelen decir los expertos que nos ayudan a adaptarnos al medio, por eso son adaptativas.  Preparan a tu cuerpo para la situación, para reaccionar a la situación que percibes en el entorno.

Cada emoción la produce la persona a través de captar del exterior información y según la interpretemos generamos una respuesta corporal y conductual específica. Si percibimos una situación interpretada como “de peligro” , nuestra percepción del peligro activa una respuesta cardiaca, respiratoria, endocrina, circulatoria y muscular que nos hace huir. No hay reflexión, la respuesta no se piensa, sencillamente se actúa. Es la dimensión motivacional de las emociones, que nos preparan para la acción o respuesta.

tabla-reeve

Muchas veces podemos sentir emociones no adecuadas al lugar, momento o tarea que estamos desarrollando. En estos casos las emociones pueden bloquear nuestro pensamiento y conducta creando situaciones contraproducentes. Podemos sentir por ejemplo miedo o vergüenza en una tarea creativa, lo que inhibirá nuestra creatividad o aumentará nuestro juicio autocrítico sobre las ideas generadas. En estos casos las emociones son “no adaptativas”, no ayudan a la tarea y es cuando es necesario regularlas.

Reeve (1994) describe también la función social de las emociones, al comunicar a través de nuestro rostro, postura corporal, voz y tono de voz (lenguaje no verbal y verbal), nuestro estado emocional y poder nosotros también conocer el estado emocional de los demás para poder prevenir sus reacciones y sobrevivir.

La función creadora de las emociones.-

A nuestro juicio la función adaptativa, social y motivacional de las emociones se quedan cortas y es una visión estrecha e incompleta.

Los avances en neurociencias nos indican que nuestras emociones responden de la misma manera ante acontecimientos externos como pensamientos internos. Nuestras emociones responden idénticamente tanto a lo que interpretamos como amenazante como a lo que imaginamos como amenazante. Respondemos igual a una situación agradable real como una situación agradable imaginada.

Investigaciones realizadas por Banpro (http://www.banpro.es/)  y Humaning (http://www.humaning.es/) tanto en un entorno personal como empresarial, tanto a nivel individual como colectivo, muestran que podemos crearnos nuestra situación de “bienestar subjetivo” a voluntad con las emociones.

Las emociones básicas están codificadas biológicamente pero las personas tenemos capacidad para aceptar, interpretar y crear situaciones emocionales, como si pudiéramos ir en tanto en un modo automático como en un modo intencional.

Hemos sometido a diversas personas a estímulos externos que producen miedo, tristeza, alegría y calma mientras estaban sensorizadas con EEG y HRV. A las mismas personas les pedimos después que imaginen y sientan conscientemente situaciones que les producen las mismas emociones. Las reacciones son prácticamente las mismas a nivel cerebral, endocrino y corporal.

Se evidencia que las personas entran en vagotonía a través de sentir las emociones agradables y que como consecuencia, el sistema nervioso autónomo se modifica entrando en vagotonía, y con ello corazón, pulmones, sistema endocrino…. Entran en calma y reparación en base a la coherencia cardiaca. Son evidencias de que según se sienta una emoción u otra, el cuerpo se altera.

En la fase inicial la persona se imagina situaciones de miedo y tristeza bajando la variación del ritmo cardiaco y entrando la persona en simpaticotonía. Hacia el minuto 2 se empieza a imaginar situaciones de calma y humor, aumentando la vagotonía, la coherencia y el HRV.

Como estos cambios a nivel de cerebro y cuerpo pueden ser realizados a voluntad para cambiar la corporalidad, hablamos de la función Creadora de las emociones.

Realmente ambos mecanismos, Adaptativo y Creador,  funcionan para las emociones agradables  como para las desagradables y tanto en modo consciente como inconsciente. En el modo Adaptativo, en el día a día cuando hay hechos que interpretamos como buenos o malos de forma automática se produce una reacción emocional agradable o desagradable dependiendo de nuestras creencias inconscientes que afectan a nuestro cuerpo, a nuestra comunicación y a nuestra acción.

emociones
En el modo Creador, las emociones que se proyectan pueden ser desagradables (ira, miedo, tristeza, culpa…) o bien agradables (alegría, seguridad, satisfacción, calma, curiosidad…) y que surgen desde el interior.  Junto con la atención o intención nos hace amargarnos la vida o crear una situación maravillosa, es decir, crean realidad o mejor dicho la proyectan al exterior.

Parece haber evidencias que tanto el cuerpo tiende a desencadenar emociones y pensamientos como las emociones y pensamientos afectar al cuerpo. El cuerpo son sus hormonas y neurotransmisores  que bañan todas las células del cuerpo y cerebro puede favorecer ciertas emociones (estoy triste porque lloro). Sin embargo ciertos pensamientos y emociones puede hacer que cambie la química hormonal del cuerpo y generar tanto reacciones corporales agradables como desagradables y enfermedades. En cualquier caso pensamiento y emoción junto con corporalidad y lenguaje deben considerarse como un todo indivisible y coherente.

tabla-funcion-creadora

Todo acto de regulación emocional, es un acto basado en la función creadora de las emociones. Si nos tranquilizamos ante una mala noticia diciéndonos que quizá no vaya a tener esas consecuencias negativa que presuponemos, si aceptamos la noticia como una información neutra o si aceptamos nuestra reacción emocional como normal, estamos utilizando el poder creador de las emociones. No estamos cambiando lo externo sino nuestro interior.

Pero las posibilidades de la función creadora de las emociones es todavía mayor; podemos lograr bienestar mental y emocional, tenemos el poder de crear situaciones emocionalmente agradables del futuro, imaginar que se realizan y sentir por anticipado las emociones agradables del logro, creando a nivel cerebral y corporal una parasimpaticotonía adelantada, cambiando nuestra salud, dando al cuerpo una muestra del futuro deseado y permitiendo crear en el presente lo que sería una emoción de logro futura.

Si deseas profundizar mas en utilizar la función creadora de las emociones, profundiza en

http://www.banpro.es/inteligencia-emocional1/intemocional-en-la-empresa

y en

http://www.humaning.es/servicios1/psicolog%C3%ADa-positiva

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

https://www.facebook.com/tomas.elorriaga

http://es.linkedin.com/in/innovacionpersonas