¿Puede el estrés convertirse en una dolencia? ¿Pueden el pensamiento y las emociones enfermarnos?

enfermedad

Explicamos las posibles etapas y sus detalles de un proceso en gran parte no consciente

  1. Ocurre una adversidad o conflicto inesperado. La vida es cambio y si no haces  cambios proactiva, intencional y voluntariamente , la vida se encargará de que los hagas de forma reactiva, e involuntariamente a través de lo que llamamos “problemas, crisis y enfermedades”. Cuando ocurren “los problemas”, se interpreta en base a tus creencias, valores y memorias. Para ser considerado estresante se debe dar una situación impactante de intensidad alta que no se espera y resulta dramática o bien una situación de intensidad media sostenida en el tiempo que permanece y parece que no se soluciona y que tiene visos de mantenerse. En ambos casos las situaciones superan nuestros recursos de afrontamiento y producen un desgaste mental, emocional.
  2. Activación simpática. El sistema nervioso autónomo o vegetativo activa el cuerpo a través de la inervación simpática que llega a todos los órganos del cuerpo de forma inconsciente liberando glucosa a la sangre para tener energía, aumentando ritmo cardíaco y respiratorio, liberando adrenalina y cortisol a los músculos. Es cuando tenemos síntomas de tensión muscular, sequedad de boca, se cierra el tracto digestivo y tenemos insomnio.
  3. Memorización del hecho. Cuando ocurre un hecho desestabilizante, nuestro cerebro presta atención a la escena conflictual con las personas, objetos y la situación externa con todo lujo de detalles visuales, auditivos, olfativos y kinestésicos. El recuerdo queda congelado en el cerebro y nuestra mente sólo percibe el conflicto en su foco atencional y la persona se queda pegada al conflicto.
  4. La mente trata de resolverlo. No sabemos mentalmente como responder y lo que la mente no resuelve, produce stress psicológico. Tratamos de resolver la situación dando vueltas al problema en nuestra cabeza una y otra vez incluyendo a la noche en la cama. El estrés psicológico aumenta porque el problema no tiene solución desde el exterior.
  5. El conflicto se hace emocional y aumenta. Nuestro cerebro emocional no distingue entre real, imaginado o recordado, sino que presta atención a las emociones. Cada vez que tratas de resolver el problema revives el drama emocional de forma repetitiva y es como si ocurriera de nuevo cada vez liberándose más sustancias químicas hormonales y neurotransmisores que llegan a todas las células del cuerpo. De manera que el conflicto original ha acabado ocurriendo tantas veces como vueltas le hayamos dado en nuestra cabeza, tantas veces como lo hayamos recordado. Además se añaden nuevas emociones ligadas a no poder resolver el problema con lo que la carga emocional de rabia, miedo, culpa, pena, tristeza, ira, odio, frustración, angustia, desesperación, impotencia, soledad, abandono, traición, asco… estas emociones de supervivencia aumentan su intensidad por encima del nivel que tenia el conflicto original.3 emociones
  6. Cambios en la actividad cerebral. La actividad cerebral del córtex prefrontal baja más, dejamos de ser racionales y creativos. Se activa más el sistema límbico y paleocerebro de manera que el sistema nervioso simpático aumenta su actividad y la respuesta va a ser mas primitiva, automática y programada, tipo lucha-parálisis-huida, mas instintiva y corporal.
  7. Desequilibrio neurovegetativo. Podemos soportar niveles altos de estrés, incluso hay evidencias de que el estrés puntual aumenta nuestra memoria y aprendizaje. Pero si el conflicto continua y hay rumiación, la masa conflictual aumenta y el cuerpo no recupera su equilibrio, no logra su homeostasis y queda desequilibrado en un estado de emergencia.
  8. Atrapada en el pasado. La persona queda atrapada en el conflicto, piensa, siente, habla y actúa desde el problema con pensamientos negativos, creencias de malestar, lenguaje de queja y culpa…queda biológicamente atrapada en el problema. Dado que las emociones son mas poderosas que el conocimiento, aunque te des cuenta no puedes hacer nada y te ves atrapada en el malestar. Además las emociones generan fuertes adicciones que te atrapan una y otra vez haciendo difícil salir de la situación.
  9. Relaciones sociales. Los familiares, amigos y compañeros de trabajo te preguntan y te obligan a darles explicaciones del problema lo que aumenta tu recuerdo, tus emociones de supervivencia ligadas, se crea mayor malestar y la persona se ancla al pasado. Según pasa el tiempo todas tus relaciones sociales te tratan desde el problema, es decir, el pasado se hace presente en todos los órdenes de tu vida social.
  10. Respuesta corporal. El stress emocional o conflicto biológico activa una respuesta instintiva del inconsciente. La repetición del conflicto refuerza circuitos neuronales en nuestro cerebro gracias a la neuroplasticidad, se producen activaciones y represión de genes del ADN por mecanismo epigenéticos, las mitocondrias ven alteradas sus funciones por oxidación y radicales libres, no hay energía para la reparación celular, el sistema inmunológico se ve afectado y debilitado por el cortisol como demuestra la psiconeuroinmunología y la neuroendocrinología. El cerebro y cuerpo generan una “solución biológica: La enfermedad”. El conflicto no solucionado activa los programas de supervivencia que llevamos de serie y que han sido usados en la historia evolutiva del ser humano.
  11. Construcción de una falsa identidad. La persona queda inmersa en un problema cuadriplicado, porque es  mental, emocional, físico y social. Como la persona se ha congelado literalmente en los pensamientos acerca del problema y creencias de ella misma ante el problema, y como las emociones son del problema, los síntomas se hacen hábito y rutina, la personalidad se ve alterada y se construye una nueva identidad falsa que es un sucedáneo barato de nosotros mismos que nos creemos que es real. La persona le cuesta pensar con claridad, no puede concentrarse, está muy débil llega a identificarse desde el estrés y la enfermedad.
  12. Tocar fondo y despertar. Las consecuencias de salud, familiares, laborales, económicas son tan fuertes que nos convertimos en la persona que no queríamos ser. Llegamos a pensar en lo peor y solemos llegar a una situación de rendición. A veces decidimos dejar de luchar con lo exterior y empezar a usar nuestro poder con lo interior desde el inicio. Borrón y cuenta nueva, empiezas desde cero. Es aquí donde comienza la esperanza, la determinación de hacer el cambio desde dentro, la decisión de transformarse a uno mismo.

Para mas información de como revertir este proceso

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas individualmente:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

Biólogo

tomas.e@humaning.es

Anuncios

El aprendizaje y la transformación, sin menospreciar a la parte cognitiva, tienen una profunda base emocional. (Javier Elorriaga Bilbao en su libro Ingeniería Humanística 2000).

Javier Elorriaga Bilbao (1935-2014) demostró que el aprendizaje aumentaba cuando se involucra al cuerpo, es decir, que tomar parte, sentir, tocar y hacer en interacciones con los demás…. aumenta tanto el aprendizaje como el recuerdo mucho mas que solo ver y oír. Por tanto la dimensión clave del aprendizaje es corporal, emocional a inconsciente. (La Ingeniería Humanística es una disciplina que combina conocimientos y metodologías de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación a nivel personal, educativo, empresarial y social.)

La importancia de gestionar la atención

Disponemos de la atención como una brújula, como un mecanismo de orientación. Tenemos una atención inconsciente biológica que se orienta automáticamente a lo que se mueva, se oiga, se sienta… pero es la atención consciente la que necesitamos para aprender y evolucionar.

La atención consciente es necesaria para que veamos lo que miramos, para que escuchemos lo que oímos, la atención es necesaria para entender lo que escuchamos, para aprender y para que recordemos lo aprendido. La atención es una capacidad limitante por su escasez y si algo no tiene el enfoque atencional no existe, no se escucha, no se ve, no se aprende y no se memoriza.

En un entorno estresante , la atención se dirige hacia lo peligroso o amenazante, desapareciendo al instante de otros estímulos potencialmente interesantes y la curiosidad y el aprendizaje desaparecen.

Solemos a veces prestar atención a lo que hacemos aquí y ahora pero para aprender necesitamos una atención anticipatoria, buscadora y alimentada por una o varias emociones agradables que hacen de guía, de movilizadoras y de atractores.

La atención es una ventana que se abre por dentro de cada persona. Cada uno elige libremente donde la pone y no puede estar en varios sitios en el mismo espacio-tiempo.

La atención no se pide, la atención no se exige, ni se impone…no podemos obligar a estar atentos, el interés  no se fuerza, sino que se despierta, se causa y se genera a través de emociones como la sorpresa y la curiosidad.

curiosidad

¿Desde que emociones podemos mejorarnos o transformarnos?

La sorpresa por ejemplo, es clave porque es un mecanismo biológico automático de prestar atención con los 5 sentidos al estímulo sorprendente. Curiosamente, aunque es una emoción muy breve, te saca súbitamente de la rutina y el foco atencional se reduce al estímulo perdiendo temporalmente la capacidad de ser lógico, es decir, la información entra en nosotros sin pedir permiso. Por eso lo inesperado, lo diferente y la novedad resulta atractivo y es un buen antídoto de la rutina, de lo monocorde, homogéneo y de lo aburrido.

Aunque si a alguna emoción le debemos dar el peso mayor en el aprendizaje es a la curiosidad. No se escribe mucho sobre la curiosidad, de hecho, algunos no saben que es una emoción.

La tenemos por defecto de niños cuando preguntamos, miramos, tocamos…es la atracción que genera en nosotros lo nuevo, lo diferente…y es entonces cuando algo se convierte en interesante y puede llegar a ser una pasión vital.

La curiosidad resulta clave para la supervivencia. Los circuitos de la curiosidad son los mismos que usamos para buscar agua, alimento, sexo.. es decir, la curiosidad es un mecanismo biológico de supervivencia. Y dado que tiene el neurotransmisor dopamina como el sexo, alimento… es fuente de placer, es decir, aprender desde la curiosidad resulta placentero. Dado que la curiosidad muestra actividad en estructuras límbicas como el hipocampo y en el córtex prefrontal, existen evidencias del papel de la curiosidad en la memoria y en el aprendizaje.

La curiosidad es el Deseo de ver, observar, averiguar o investigar  algo con atención, son las ganas de escuchar, es el interés en saber, la motivación de probar y la expectativa positiva de hacer algo diferente ante situaciones de aburrimiento, duda, incertidumbre, desconcierto, problemas, incongruencias, contradicciones, paradojas…que nos hace buscar una información o conocimiento específico y guardarlo en nuestra memoria.

La curiosidad permite poner la atención fuera de nuestra conversación privada, permite alejarse de la “cháchara mental” imparable que tenemos con nosotros mismos, liberarnos de hacer juicios  y poner la atención en los objetos, en las personas o en los hechos que nos rodean…y en nosotros mismos. Podemos conectar con temas, personas u objetos sin juicio crítico previo, con foco abierto, con ansia de aprender… es el enfoque y la actitud ideal ante lo desconocido.

La curiosidad nos saca de la apatía y  nos impulsa a preguntar a otros y a preguntarnos a nosotros mismos “por que”, “como” y “para que”. Quien no pregunta no enriquece su punto de vista con la opinión de otros, no recoge nueva información de puntos de vista diferentes, no conecta con quienes piensan diferente…podría quedarse en un enfoque único, rígido y limitado. Las preguntas surgen en nuestro córtex cerebral y las verbalizamos después de que nuestro sistema límbico se ve activado por la dopamina y la serotonina.  Si el miedo nos frena o nos hace escapar, la curiosidad hace el efecto opuesto y complementario. La curiosidad nos hace movernos, nos activa y nos impulsa a la acción hacia lo desconocido, lo nuevo, lo incierto, lo misterioso…sin miedo, con apertura y deseo de aprendizaje.

Muchas personas se han instalado en su zona conocida, en lo que ya es, en lo que hay…y en esa falsa sensación de seguridad útil, desconectan su curiosidad, como si ya no fuera necesario aprender, como si ya no se requiriera descubrir, como si ya no hubiera nada que crear, nada que explorar o nada que innovar. Están literalmente viviendo en el pasado, cerrados al nuevo conocimiento y con respuestas rígidas no adaptadas a las nuevas realidades.

Frecuentemente tememos el futuro, tenemos miedo lo que vaya a suceder, pero el control del futuro no es posible ni tiene sentido, en cambio una actitud de apertura a la curiosidad y confianza, puede ser lo mejor para una respuesta adecuada a la situación que se nos presente.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a vivir con curiosidad

Para organizaciones:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

 

El emoprendizaje es una disciplina nueva que combina conocimientos y metodología de la Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Tecnologías de Entrenamiento y Neurociencias para ayudarnos a comprender los procesos de aprendizaje y transformación personal

Tu Aprendizaje es emocional.-

¿Qué es el aprendizaje? El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado de la experiencia, la interacción, el razonamiento, las sensaciones, las emociones y la observación.

Hay que saber que el aprendizaje tiene un fundamento cerebral y neuronal. “Es la variación en las conexiones sinápticas que produzcan cambios en el comportamiento y pensamiento”. En otras palabras sabiendo lo escasa que es la atención, es necesario abrir la curiosidad para generar interés y que se produzca el aprendizaje.

Captar y centrar la atención es el paso previo al aprendizaje y a la memorización. Algunas estrategias que puede utilizar son la anticipación positiva, la novedad, el misterio, las historias y anécdotas, los intereses individuales , el humor, la sorpresa y la curiosidad, el optimismo y el entusiasmo.

2 mecanismos de Aprendizaje.-

Daniel Kahneman describía 2 sistemas para tomar decisiones, el sistema 1 y el sistema 2, el primero emocional y el segundo racional. De la misma manera parecen existir 2 mecanismos de aprendizaje; el Aprendizaje Cognitivo; y el Aprendizaje Emocional.

El Aprendizaje Cognitivo exige un alto consumo de energía puesto que requiere por un lado un esfuerzo consciente  con una atención permanente y enfocada difícil de lograr y además una repetición constante sostenida en el tiempo para la memorización. Los resultados: No se recordará con facilidad puesto que queda más en la memoria de corto plazo ya que no tiene anclaje emocional ni sensorial, es decir, no se integra tanto a nivel inconsciente.  Es decir, exige mucha persistencia y energía en un proceso de aprendizaje lento y costoso.

El Aprendizaje Emocional es un aprendizaje que no exige tanto esfuerzo y energía, no requiere tanta repetición, funciona de manera inconsciente y automática y debido a que tiene una gran implicación sensorial y emocional, es rápido y deja memorias imborrables por muchos años.

¿Que sistema de aprendizaje deseas utilizar para ser la mejor versión de ti mismo?

Aprende a gestionar tu transformación emocional

Para empresas:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

emoprendizaje

Normalmente lo que me inquieta, quien me altera es alguien de fuera, son otros, son los demás.

Y queremos que cambien!!! y además queremos que sean como nosotros queremos que sean. Deseamos la parte buena de la vida, sin la adversidad, sin el dolor, sin la pérdida, sin lo amargo…

Este estado de no aceptación, de estar en lucha con lo que es nos puede estresar y hacer daño a nosotros mismos a nivel mental, emocional, físico y social.

Voy a ser directo:

  1. Tu percepción crea tu realidad
  2. Puedes empezar a pensar que lo que para ti es realidad, no lo es en realidad.
  3. Las cosas no son objetivas, la realidad no se percibe, se interpreta.
  4. Proyectas primero la realidad que percibes, es decir, lo que ves fuera está dentro de ti y no al revés.
  5. Tu pasado se proyecta al futuro, tus creencias y valores se proyectan, aunque esas creencias sean heredadas hace mucho tiempo de familiares y amigos.
  6. Las expectativas negativas pueden afectar a nuestra percepción y corporalidad de forma negativa.
  7. No me afecta nada externo sino mi interpretación interna de lo que pasa.
  8. Mis suposiciones y juicios son falsos.

Casi todos los cambios profundos empiezan en ti y empiezan por la percepción

Nuestro poder radica sobre todo en cuestionar y revisar nuestra percepción

Animo

Tomas Elorriaga

percepción

Solemos hablar de personas que se quejan, familiares o amigos que tienen depresión o ataques de ansiedad y que nos contagian sus emociones, pareja que no escucha, hijos que no nos hacen ni caso, vecinos cargantes, barrios peligrosos…

A nivel laboral hablamos de jefes tóxicos, empleados corrosivos, clientes exigentes, malos ambientes laborales…A nivel social tenemos políticos corruptos, noticias desgarradoras…

Al final acabamos emocionalmente pringados de emociones no agradables.

Pero tenemos a muchos para culpar de nuestro estado emocional.

Tendemos a ver a los otros como causantes de nuestro malestar, los demás nos “ponen enfermos”, “me alteran mi calma”, “nos sacan de nuestras casillas”… fuera de mi están quienes me alteran emocionalmente.

La culpa a los demás nos lleva a sentir rabia, ira…incluso a desear una sanción o castigo a los causantes…pero es peor, nos enferma, nos lleva a perder poder, a alejar de nosotros la responsabilidad y a convertirnos en víctimas de la situación no deseada.

Voy a ser directo:

te alteras tu

NADIE AJENO A TI ES RESPONSABLE DE TU ESTADO EMOCIONAL.

LOS OTROS NO SON LOS CULPABLES DE COMO TE SIENTES.

Hazte cargo de como te sientes. Aprende a gestionar tus emociones

Para empresas:

http://www.banpro.es/

Para personas:

http://www.humaning.es/

 

Tomas Elorriaga

1.- Mecanismos desconocidos “cuerpo-cuerpo” de las enfermedades.-

Los científicos e investigadores están descubriendo complejos mecanismos ocultos en cómo se generan y sanan diversas enfermedades.

Se sabe que el corazón y el intestino son capaces de producir oxitocina y serotonina respectivamente, es decir, además de sus funciones de mover sangre y asimilar, son también glándulas que producen hormonas y afectan a otras partes del cuerpo.

Por ejemplo la diabetes hasta hace muy poco se creía que la regulación de la glucosa era una comunicación entre el páncreas, el hígado, los músculos y la grasa. Sin embargo  una hormona del esqueleto, los huesos se comportan como unas glándulas, parece que influye en el modo en que el cuerpo procesa el azúcar.

Gerard Karsenty de la Columbia University Medical Center descubrió que una sustancia que fabrica el hueso, la osteocalcina, enviaba señales a las células de la grasa y al páncreas responsable de segrega insulina. Esto resulta clave para la diabetes 2 y la obesidad.

Ronald Kahn, catedrático de la Harvard Medical School, describe que las señales del sistema inmunológico, el cerebro y el intestino desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los lípidos, especialmente en el caso de la diabetes tipo 2

2.- Conexión oculta “cerebro-órgano” en las enfermedades.-

Los científicos e investigadores están descubriendo recientemente mecanismos ocultos en los que el cerebro interviene en cómo se generan y sanan diversas enfermedades físicas. El cerebro se conecta y comunica con el páncreas, hígado, corazón, intestino…con todo el cuerpo.

Un nuevo actor en la gestión de la glucosa es el propio cerebro. Hasta hace muy poco no se ha explorado el papel del cerebro en su regulación. Ahora se ha visto en ratones que, al suprimir los receptores de insulina en el cerebro, los animales no podían regular adecuadamente la glucosa y acababan desarrollando diabetes.

Pero es más, un deterioro en las mitocondrias de ciertas neuronas del cerebro, inhiben la producción de insulina del páncreas. ¿Una conexión cerebro-páncreas?

Parece que el cerebro se conecta con el páncreas, hígado, intestino, huesos…y que es el auténtico regulador del metabolismo de la glucosa y posiblemente de otras enfermedades.

3.- ¿Qué parte del cerebro se conecta con los órganos y tiene capacidad de regularlos?.-

 Realmente el cuerpo está representado en el cerebro a través del sistema propioceptivo y el cerebro está en el cuerpo a través de los nervios y de todas las neuronas distribuidas por el cuerpo.

En la regulación del metabolismo el hipotálamo es clave. Un pequeño grupo de neuronas del hipotálamo, llamadas POMC (ProOpioMelanoCortina), detectan e integran señales que informan sobre el estado energético del organismo y activan las respuestas fisiológicas oportunas. Estas neuronas POMC son sensibles a las fluctuaciones en nutrientes como la glucosa, ácidos grasos o aminoácidos y están implicadas en el control de la cantidad de insulina que segregan las células beta del páncreas.

Los científicos observan por primera vez que esta comunicación entre hipotálamo y páncreas depende de la actividad de la proteína mitofusina 1.  Un aumento desproporcionado  de la producción de especies radicales de oxígeno (ROS) en las neuronas POMC del hipotálamo del cerebro afectan al páncreas.

Cuando falla la dinámica mitocondrial en estas neuronas POMC , las células beta del páncreas pierden su capacidad de segregar insulina para responder al aumento de glucosa. Por lo tanto, el hipotálamo se comunica con el páncreas y lo condiciona.

Antonio Zorzano, investigador del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona),  explica que el mismo mecanismo está relacionado con “la obesidad, síndrome metabólico,  pero también tenemos pruebas de que hay una relación entre dinámica mitocondrial y cáncer de hígado y posiblemente también la haya con enfermedades neurodegenerativas”

4.- Hipotálamo, clave en el estrés y las emociones.-

El hipotálamo es un centro coordinador, capaz de integrar la información emocional y sensorial ya que recibe información de lo que está sucediendo en las vísceras, y está al tanto de lo que ocurre fuera (desde la retina le llegan señales visuales) y también recibe información de la corteza cerebral, de la amígdala, del hipocampo, del sistema endocrino y afecta al cuerpo.

Stephen Ranson en 1932 implantó electrodos en el hipotálamo de diversos animales. A través de la estimulación eléctrica del hipotálamo, Ranson generó diversas reacciones autonómicas a los animales como erección capilar, alteraciones en la motilidad gastrointestinal, presión sanguínea o ritmo cardíaco.

Un investigador de la Universidad de Zurich, Walter R. Hess, demostró que la estimulación eléctrica de varias localizaciones del hipotálamo podía inducir diferentes respuestas de ataque y de defensa. W.R. Hess estudió los efectos de la estimulación eléctrica del hipotálamo era capaz de generar en los animales patrones característicos de respuestas emocionales de miedo y de furia. En 1949, Hess recibió el premio Nobel por sus trabajos sobre el papel del hipotálamo en la coordinación y regulación funcional de los órganos internos.

Si el hipotálamo es tan importante en la coordinación cerebro-cuerpo, parece evidente que el estrés y las emociones, juegan un papel importante en la enfermedad. Richard F Thompson aseguraba que “El hipotálamo es uno de los pocos lugares dentro del sistema nervioso central, en que la estimulación produce configuraciones de conducta emocional” Richard F. Thompson, 1973. Fundamentos de Psicología fisiológica (2009), p. 649.

El hipotálamo coordina la expresión emocional a través de la regulación de los sistemas neuroendocrino, motor y autónomo. Es la sede del control de nuestro inconsciente biológico y también responsable de las respuestas de simpaticotonía y vagotonía del sistema nervioso autónomo.

5.- Mitocondrias, emociones y estrés.-

Las mitocondrias son los orgánulos del interior de las células capaces de generar energía en forma de ATP. El correcto funcionamiento de las mitocondrias es clave de la salud y sus daños causa de multitud de enfermedades.

Los radicales libres son moléculas inestables (perdieron un electrón) y altamente reactivas que ataca a las moléculas que están a su alrededor para obtener su estabilidad. La molécula atacada se convierte entonces en un radical libre y de esta manera se inicia una reacción en cadena que dañará muchas mitocondrias y células.

Además de la polución, los procesos normales del organismo producen radicales libres como el metabolismo de los alimentos, la respiración y el ejercicio. Una actividad exagerada que implique actividad simpática fuerte con mayor tasa respiratoria produce mas radicales libres. El estrés cognitivo, el estrés emocional, el estrés alimenticio, el estrés físico y social aumentan los radicales libres que pueden dan lugar a daños en las mitocondrias de las neuronas POMC que afectan a diversos órganos del cuerpo..

mitocondria

Los radicales libres toman electrones de los lípidos y proteínas de la membrana celular, que al ser dañada, no podrá cumplir sus funciones como el intercambio de nutrientes y la limpieza de materiales de desecho, haciendo imposible el proceso de regeneración y reproducción celular. En el interior de la célula, los radicales libres atacan el DNA (material genético) que provee la matriz para la replicación celular, impidiendo a la célula su reproducción y por eso contribuyen al proceso del envejecimiento y la enfermedad.

En resumen, se puede afirmar, cada vez con mayor base científica, que el estrés oxidativo en las mitocondrias “no es un efecto”, sino una de las causa del daño y la destrucción celular.

La melatonina, que produce la glándula pineal del cerebro, es un compuesto natural, que produce el organismo humano y es un excelente antioxidante endógeno, y combate eficazmente a los radicales libres, frena la producción de óxido nítrico, es decir, una doble actividad antioxidante y antiinflamatoria que protege del envejecimiento y la enfermedad.

La teoría mitocondrial del envejecimiento indica que el aumento de los radicales libres de oxígeno y nitrógeno alteran la función mitocondrial. En el envejecimiento, disminuye progresivamente la eficiencia de la cadena de transporte electrónico (CTE) y la producción de ATP, lo que contribuye a la disminución de funciones cognitivas como la memoria. Estas alteraciones son similares a las que ocurren en procesos neurodegenerativos e inflamatorios, tales como el Parkinson, Alzheimer, Huntington y ataxia de Friedreich…

Durante los últimos años se ha evidenciado la importancia de vivir en un estado emocional normal, evitar el estrés y potenciar el efecto neuroprotector y antienvejecimiento de la melatonina. La melatonina natural con sus efectos antioxidantes se produce de noche por lo que un buen descanso así como la relajación y meditación, ayudan a estar más protegidos del daño de los radicales libres y ayuda a prevenir y sanar enfermedades.

Como decía Santiago Ramón y Cajal:

– Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro.

– Hay que hacer vibrar a las neuronas dormidas con emociones y sentimientos.

Mi foto

Tomas Elorriaga

Biólogo

tomas.e@humaning.es

 

No te quejes de los problemas,

No maldigas la adversidad,

No temas la incertidumbre,

No escapes de los caminos difíciles.

Ningún camino fácil lleva a ningún sitio.

Los mares tranquilos no generan marinos bravos.

Son los caminos difíciles los que llevan a sitio maravillosos

son los caminos difíciles los que te enseñan,

son los mares bravos los que desarrollan marinos valientes.

son los problemas los que sacan lo mejor de ti mismo,

es la adversidad la que te convierte en maestro

Tras la tormenta llega la calma,

tras la noche, el día,

Bendice los “problemas”,

claves de las soluciones

Bendice la “adversidad”,

que saca tu poder para afrontar el desafío

Bendice la “incertidumbre”,

que te permite abrirte a la curiosidad

Da gracias por creer que tienes “problemas”

Gracias “adversidad”

Gracias “incertidumbre”,

por hacerme mejor, por hacernos poderosos, atrevidos y valiosos.

bendice

Tomas Elorriaga