En cada comienzo, sea de un año, de la semana, en cada comienzo diario, en cada proyecto que nace, deseamos lo mejor para nosotros mismos y para los demás.

Deseamos lo mejor para otros y queremos lo mejor para nosotros mismos. Queremos mas prosperidad, abundancia, mejor salud, mayor bienestar… pero esa transformación empieza en nosotros mismos.

Toda transformación personal y colectiva, individual y organizativa, se basa en una serie de principios que cuando se repiten de forma habitual y coherente, permite ser lo que realmente somos.

realidadCada uno de los principios prácticos que pueden convertirse en hábitos, permiten los siguientes y facilitan la transformación:

1.No hay casualidades, todo es perfecto, tiene un sentido para ti y es para bien.

No hay azar. Las situaciones pueden ser duras pero no son casuales, tienen un sentido positivo para ti. Es eso lo que permite aceptarlas y trascenderlas.

2.Aunque solo hay presente, vivimos atrapados en el presente-pasado.

Solo hay ahora. Vivimos en el presente en el que algunos tendemos a revivir el pasado; es el presente-pasado. Por eso repetimos situaciones, enfermedades, reacciones… a nivel personal, laboral y familiar.

3.La familia te influyó pero puedes cambiarlo en tu presente.

Nos han influido quienes nos han precedido y han coincidido con nosotros pero eso no significa que sea inalterable. Podemos cambiar casi todo.

4.Preferimos lo conocido a lo bueno, a lo mejor y a lo distinto.

Si nos dejamos, tendemos a confiar en lo conocido pero ahí no hay una zona de comodidad. Es solo una zona conocida, pero las oportunidades, mejora e innovación está en lo desconocido.

5.A veces pensando no arreglamos nada.

Si buscamos analizar, encontrar las razones y causas, compararnos con los demás y entender; poca transformación va a haber. Con el pensamiento rumiativo añadimos mas dolor y tensión emocional. Desear algo aumenta la sensación de carencia.

6.Las emociones atrapadas bloquean la conciencia de tu verdadera identidad.

Debemos superar los bloqueos emocionales ya que las emociones nos hacen pensar igual. Déjate sentir las emociones pero mira lo que hay detrás de ellas.

7.No pongas tu atención en el exterior y trata de ser observador de ti mismo.

No hay exterior. Obsérvate a ti mismo, tu no eres ni tu pensamiento, ni tu emoción. Pon tu atención en tu interior.

8.Acepta sin juicio y decide como responder en vez de reaccionar en automático.

Acepta lo que es tal y como es. No hay bueno ni malo. No hagas juicios y desautomatiza tus reacciones mas viscerales. Enseña a tu cuerpo nuevas experiencias emocionales.

9.Comprende primero, perdona y luego trasciende.

Una vez comprendidas las situaciones, sean enfermedades, malestares… se toma conciencia de para que deben ser vividas, perdonamos y nos perdonamos… para dejarlas definitivamente atrás.

10.Eres poderoso, responsable y puedes elegir; elije ser.

No prestes atención a nada exterior. Empieza a ser quien quieras ser, elige como pensar, decide como sentir y que hacer. Ama cada paso, disfruta cada avance hasta crearte tu identidad.

Te acompañamos en tu transformación personal y organizativa en

http://www.humaning.es/

mi-jeta

Tomas Elorriaga

tomas.e@humaning.es

 

 

Anuncios