Las discusiones sobre que es innovador y que no lo es, están generando demasiadas confusiones y despilfarros de tiempo y esfuerzo. Parece ser necesario introducir algunas distinciones que sean aclaratorias.

1.- Tipos de innovación.-

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de los 10 tipos de innovación. Podemos innovar en productos, servicios, procesos, marca, canales, customer experience, organización, gestión, personas, aliados, como generamos dinero… todo el modelo de negocio.

modelo de negocio y 10 tipos de innovación

Ya sabemos que innovación no es solo idea, ni invento, ni patente, ni diseño, ni solo I+D, ni nueva organización… sino que es todo esto a la vez siempre que genere nuevo valor a clientes (salvo las innovaciones organizativas y de gestión que lo hacen de forma indirecta) para generar nuevos modelos de negocio o que transformen el modelo de negocio actual haciéndolo mas sostenible y rentable.

2.- ¿Es esto innovador? ¿Será innovador? .-

Alguien puede discutir que un producto, un proceso o modelo de negocio es innovador o no. Nos podemos eternizar  discutiendo. Unas aclaraciones previas:

La innovación ocurre en la mente del cliente, es un tema de percepciones. La innovación no está fuera sino dentro de nuestras mentes y las de los clientes. Es innovador cuando se percibe como nuevo valor, cuando genera emociones y se adquiere, se compra, se vende… y genera resultados.

La innovación no es por tanto, una cosa, ni algo que sea una “verdad absoluta”. Lo que para mi es innovador puede no serlo para un observador externo. Es relativa.

La cuestión es si es o no innovador, pero para quien?

3.- Las 5 perspectivas sistémicas y los 5 niveles de innovación .-

Lo que necesitamos ahora son distinciones que nos ayuden a discriminar niveles de innovación. No es lo mismo crear un nuevo sector industrial que no existía que adecuar nuestro producto maduro a las normativas vigentes sobre aspectos medioambientales, por ejemplo.

Es necesario imaginarse una perspectiva sistémica. La innovación puede ser percibida de manera diferente por diversos sistemas y subsistemas. Algo que es nuevo para mi puede no ser nuevo en el sector.

Recomiendo considerar 5 perspectivas sistémicas claves a nivel empresarial:: ¿Es innovador para nosotros? ¿Genera nuevo valor?

  1. Tu propia perspectiva personal o empresarial: ¿Es innovador para nosotros? ¿Genera nuevo valor?
  2. Perspectiva de tus clientes actuales: ¿Es percibido como nuevo valor por nuestros clientes?
  3. Perspectiva sectorial global: ¿Sería o es percibido como nuevo valor por los clientes del sector a nivel mundial?
  4. Perspectiva industrial, de comercio o de servicios a nivel global: ¿Es nuevo en la industria, el comercio o servicio?
  5. Perspectiva de nuevo valor en el mundo: ¿Es un nuevo valor para el planeta?

metodologia banpro niveles innovación

Documento un ejemplo de innovación en el que hemos participado y en el que se muestra el análisis realizado antes y después de innovar en una organización que desea ser pionero en el sector a nivel mundial.

La empresa tiene una apuesta atrevida de innovación, una gran proximidad a sus clientes para conocer sus necesidades mas latentes, capta conocimiento valioso de fuera del sector, mueve proyectos con velocidad y tiene un liderazgo ejemplar que crea un contexto organizativo adecuado para asumir riesgos.

4.- Aumentando el rendimiento de la innovación .-

Las investigaciones realizadas los últimos 10 años indican que los bajos niveles de innovación y de resultados se correlacionan con innovaciones que no son nuevas en el planeta, ni en el sector ni para lo clientes. Son innovaciones reactivas y tardías.

Las innovaciones mas rentables son percibidas como novedosas y valiosas para clientes actuales y especialmente para el sector a nivel mundial, es decir, para un conjunto amplio de clientes del sector, incluyendo no-clientes actuales .

Los niveles de innovación mayores exigen empresas próximas a los clientes, son propuestas de valor que sorprenden, emocionan, son difíciles de imitar, generan prestigio, exigen alianzas, el conocimiento está fuera, la vigilancia debe ser anticipatoria y mas centrada en oportunidades que en problemas.

Los directivos y organizaciones deben analizar sus niveles de innovación y resultados del pasado, el tipo de innovador que desea ser y definir los niveles de innovación deseados a realizar

¿Cómo podemos ser mas eficientes en la innovación?

Para multiplicar la eficiencia x10 son necesarias transformaciones en la manera en la que las empresas crean oportunidades, crean relaciones con clientes y no-clientes, como crean valor , crean contextos innovadores…

Daremos mas detalles. A innovar la innovación!!

tomas foto - copia

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

www.banpro.es

http://neurofactory.es/

http://es.linkedin.com/in/innovacionpersonas

Anuncios

Somos máquinas de juzgar. Juzgamos de manera automática e imparable.

Juzgamos nuestras relaciones, a familiares, a amigos, juzgamos a compañeros de trabajo, juzgamos a nuestros clientes y ellos nos juzgan a nosotros. Juzgamos TODO.

juez-pelucaOpinamos sobre todo sin parar. Emitimos veredictos. Comparamos y diferenciamos. (Vaya!, estoy juzgando que juzgamos)

Cada vez que pensamos hacemos juicios. El pensamiento es juicio. Juzga nuestro Ego , que es dual, y busca sobrevivir y a veces es temeroso, envidioso… (vaya, sigo juzgando)

Juzgamos a competidores, juzgamos ideas, juzgamos intenciones, juzgamos noticias, juzgamos decisiones, juzgamos innovaciones… emitimos sentencias de bueno o malo, oportuno o inoportuno, válido o no válido, pasa o no pasa… Podemos ser injustos porque no tenemos toda la información del otro, todos somos diferentes, imperfectos, nada es todo fluye de manera dinámica y cambia, no hace al otro mejor, no ayuda a los demás.

Cuando alguien reacciona muy airoso, con enfado…  ante lo que interpreta fuera, es un tema de el. Los juicios hablan de nosotros, no de los demás.

Los juicios que hacemos a los demás, son los juicios que atraemos para nosotros. Todos los juicios que hacemos a otros, en realidad , nos los hacemos a nosotros mismos. Y nos proyectamos en nuestros juicios. Seremos los juicios que lanzamos contra los demás. Fuera no hay nadie.

Juzgar no es inocuo para ti. Te lleva al pasado, a emociones dolorosas que revives, te lleva a futuros que temes y que no existen salvo en tus proyecciones. Te hace perder energía en lo único que tenemos, el presente, el aquí y ahora.

Observa como haces juicios y verás lo que estas atrayendo a tu vida personal, social y profesional.

Hay que dejar de juzgar. ¿Cómo? Tomar conciencia de que no hay amenaza externa. Hay seguridad.

No hay escasez. Hay abundancia.

No hay separación. Todo es uno.

Todo es para bien. No hay nada que temer.

Mi foto

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es

¿Creemos en la innovación?

Aunque nos encanta el incrementalismo hace tiempo que se ha demostrado necesario pero insuficiente en entornos de cambio discontinuo acelerado.

“El incrementalismo no ha muerto pero ha perdido importancia en los enfoques para dejar sitio a la innovación de verdad. Apliquemos Mejora para lo conocido e Innovación para lo desconocido”

¿Cómo nos relacionamos con el error y el acierto?

Algunas personas, empresas y culturas tienen una relación amable con el error mientras que otras personas, organizaciones y países temen el error, enfatizan en el error, focalizan la atención en lo que sale mal o podría salir mal y acaban atrayendo lo que temen.

Estos que se relacionan con temor con la innovación se inventan  primero y se agarran  después al concepto de la “innovación incremental” para rebajar su ansiedad. Algunos acaban haciendo Mejora y diciendo que Innovan. Peligroso autoengaño.   Imagen

Cuando tenemos aciertos, solemos atribuírnoslo. ¡¡¡¡¡Somos la leche, podemos relajarnos”!!!!  Nada te acerca mas al fracaso que creerte que ya has logrado el éxito. En realidad lo que has logrado es un acierto, no el éxito. Si debemos cambiar nuestra relación con el riesgo, el error y el fracaso, es necesario hacer algunas distinciones.

La frase de W. Churchill es muy útil: “El éxito es la capacidad de ir de error en error sin perder el entusiasmo”. Acertar no es lograr el éxito. El éxito no es una llegada sino un camino, no solo es resultado es sobre todo proceso y actitud. Éxito es seguir dándolo todo con ganas, compromiso, esperanza y esfuerzo. En cada intento. Siempre.

Muchos estamos de acuerdo que errar no es fracasar. Unos dicen que fracasar en insistir en el error. No estoy de acuerdo ya que a lo que llaman fracasar es “errar en el enfoque o persistir en el enfoque erróneo” y es  un tipo de error también necesario.

Fracasar realmente es perder las ganas y/o el entusiasmo de volver a intentarlo una y otra vez. Cuando no pongas el alma y la pasión en lo que haces, entonces si que has fracasado.

Imagen

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es