No existe mercado ni negocio que no haya vivido cambios espectaculares en los últimos 5 años. Con sectores abarrotados y necesidades de clientes saturadas, el “más de lo mismo” ya no sirve. No es suficiente para vivir. Desgraciadamente tampoco sirve el “más de lo mismo pero mejor”. Las estrategias de eficiencia, de “exprimir el limón” ya no sirven como antes. Sin innovación en productos, procesos, gestión y negocios, no hay clientes, no hay empresa, no hay futuro.

La innovación construye para unos pero destruye para otros. ¿En que lado estás? ¿Transformas a otros o te transforman?

El problema no es el este de Europa o China. Son toques de atención para quienes quieran seguir haciendo “más de lo mismo”, sigan haciendo “chinadas” o se queden con los brazos cruzados. A esos, “les van a pasar por el chino” . La cuestión esencial es nuestra decisión.

 Sólo conservamos lo que renovamos. Lo que permanece igual, se acaba por perder. O te autotransformas o te transforman. Transformación habrá, hecha por ti o por otros. Tu decides en que lado estás.

Reflexión: ¿Cuántas cosas nuevas has intentado hacer en los últimos meses? Einstein nos dice que “locura es hacer lo mismo y esperar resultados distintos” ¿Cuántas cosas distintas hemos pensado, planificado y hecho recientemente?¿Cuántas cosas diferentes vamos a pensar y hacer? Tu decides.

Anuncios