La innovación y el emprendizaje es tan importante para una sociedad que debiera ser accesible a cualquier persona y a cualquier organización en cualquier situación.

Cuando las organizaciones  tienen dinámicas de innovación sólidas, ideas claras de que hacer y cómo pueden utilizar metodologías avanzadas de innovación (https://tomaselorriaga.com/2014/10/27/5-niveles-de-innovacion-o-nos-perdemos ), creando sistemas de innovación (https://tomaselorriaga.com/2015/10/01/metodologias-y-herramientas-de-innovacion-1/)  , utilizando metodologías avanzadas mas o menos complejas (https://tomaselorriaga.com/2016/01/07/metodologias-y-herramientas-de-innovacion-2a-parte/ ) y todo el toolkit de innovación avanzada. (https://www.youtube.com/watch?v=35ufCMKqtoY )

Pero siendo muy importantes estos enfoques, quedan en el aire algunas preguntas para la reflexión:

  1. ¿Y que sucede en pymes, micropymes y nanopymes?
  2. ¿Y si la empresa tiene fuertes hábitos operativos y débiles hábitos innovadores?
  3. ¿Y si la incertidumbre es muy alta?
  4. ¿Y si el riesgo es elevado?
  5. ¿Y si los clientes cambian durante el largo proyecto?
  6. ¿Y si los recursos de talento y tiempo son escasos?
  7. ¿Y si algunas oportunidades dejamos sin explotar, sin darles una oportunidad?

¿Cómo crear nuevas empresas, nuevas lógicas de negocio y nuevos servicios en tales condiciones?

Necesitamos innovar pero a la vez hay limitaciones para hacerlo. Esta es la limitación que propongo superar, porque:

  • En las organizaciones no arrancamos proyectos de innovación de alto riesgo e incertidumbre
  • Hacemos algún proyecto importante y dejamos sacrificados pequeños proyectos en la cartera sin llegar a evaluarlos debidamente
  • Muchas veces no podemos tener grandes proyectos de innovación y emprendizaje de forma simultánea,
  • Algunos profesionales no pueden estar en 6 proyectos de innovación a la vez
  • A veces no participan profesionales que acordamos que tomaran parte en la innovación y
  • Los recursos son siempre limitados.

Por esta razón todas las organizaciones, incluyendo las innovadoras tradicionales, necesitan complementar sus metodologías de innovación tradicionales con:

  • Metodologías más ágiles,
  • Con participación de otras personas
  • Que la responsabilidad de la innovación sea distribuya en muchos
  • Que fomenten la cultura de innovación
  • En proyectos más cortos,
  • De menor coste,
  • Más cercanas al cliente y a sus necesidades cambiantes
  • Validadas por el mercado
  • Y con capacidad de ser escalables

agiles

La combinación de metodologías como el DESIGN THINKING, DESIGN SPRINT, LEAN START UP, SCRUM y otras, en etapas cortar y combinadas entre si , ayudan a abordar los pasos necesarios para minimizar los riesgos y avanzar en el proceso de innovación y emprendizaje lo más rápidamente posible y accesible para todos.

El Design Thinking de IDEO puede ser un buen inicio para que muchos participen en crear un diseño a partir de empatizar con el cliente, comprenderlo profundamente, abrir la mente, generar ideas y construir bocetos o prototipos sencillos del producto, servicio o experiencia al cliente. Se puede hacer en días, semanas o meses, pero es breve comparado con largos y costosos proyectos en los que participan siempre los mismos.

El efecto en la cultura de innovación es enorme, quienes toman parte sin que sean “raptados meses o años” hacen sus aportaciones en los proyectos compatibilizando con sus tareas funcionales, abriendo la participación a la innovación a muchos, distribuyendo el poder de decidir en los proyectos de innovación a muchos, generando alto aprendizaje, acercamiento al cliente…en toda la organización y sociedad.

El Design Sprint de Google podría a partir de los mejores bocetos y especificaciones de cliente surgidas del Design Thinking construir un prototipo funcional. Hibridando métodos ágiles como Scrum, Design Sprint de Google y Lean Start Up de Eric Ries convertimos en días o semanas las ideas de producto, servicio o modelo de negocio en el mínimo viable para interactuar con clientes reales y analizar los beneficios reales que perciben e iniciar un proceso de iteración continuo en un equipo de 5-10 personas.

Veremos si inspiramos algo en los clientes, si el modelo de negocio es viable, si las hipótesis sobre los “early adopters” se confirman.

  1. Hacer en semanas algo viable pero incompleto que contrastamos con clientes continuamente a bajo riesgo
  2. En vez de hacer algo completo durante meses o años tomando altos riesgos e invirtiendo muchos recursos.

El equipo de proyecto tendrá quien coordina la realización de las tareas, reuniones cortas y de pie pero también quienes contactan directamente con los clientes

Me resulta importante permitir que las personas puedan salir de la rutina y trabajar con actitud optimista, atrevida y valiente, y también que esta ilusión y pasión sea contrastada con clientes avanzados y atrevidos, que son quienes generan tendencias en los mercados.

Resulta importante que la creatividad de los profesionales sea sobre aspectos que son claves para los clientes, en vez de estar meses o años trabajando sobre supuestas necesidades no confirmadas o hipótesis tipo “el cliente desea esto” y que “el cliente lo pagará” que no han sido realmente validadas.

Aunque los emprendedores nos enamoremos de nuestras ideas, el cliente nos pondrá en realidades, “bajándonos del burro” cuando las propuestas de valor no gustan, no lleguen o simplemente tengan mejores alternativas.

Poner en marcha iniciativas a coste próximo a cero permite abandonar rápido si no se cumplen expectativas. El objetivo antes de introducir costosos recursos para escalar y hacer crecer el nuevo negocio no es vender mucho sino comprender profundamente al cliente, confirmar las hipótesis sobre necesidades explicitas y latentes, validar lo detectado por el neuromarketing y diversas técnicas de detección de insights de clientes

No hay excusa para el emprendedor ni para la organización que quiera innovar; puede elegir entre enfoques de ingenia avanzada o metodologías ágiles que se complementan perfectamente con las anteriores

Innovemos pues. Animo!

foto tomas 2018

Tomas Elorriaga

http://www.banpro.es

Anuncios

Podemos decir que las emociones son la base de los procesos cognitivos, comunicación , trabajo en equipo, liderazgo, memoria, aprendizaje y toma de decisiones. La ciencia lo ha demostrado.

Añadiríamos que las emociones son claves en las relaciones, en el clima organizativo, en todo lo social, en el compromiso, en la relación con clientes, en la innovación, en la diferenciación… pero decir esto no conmueve… y parece que no llega.

LAS EMOCIONES NOS DAN Y NOS QUITAN

Es mejor decir que las emociones a todas y cada una de las personas…:

  • Nos paran o mueven.
  • Nos dan o quitan energía para la acción
  • Nos alejan o acercan de otras personas
  • Nos motivan o detienen ante los retos
  • Nos hacen recordar o olvidar.

¿Es importante? Usted decide.

LAS EMOCIONES CREAN Y DESTRUYEN VALOR

Para las personas y las organizaciones las emociones crean o destruyen valor, genera compromiso o no…independientemente de que usted sea Persona-Ciudadano, Persona-Profesional, Persona-Cliente… porque siempre es persona y si es persona las emociones:

  • Las emociones activan o limitan nuestro pensamiento
  • Las emociones fortalecen o debilitan nuestras relaciones
  • Las emociones organizan o desorganizan nuestras acciones.
  • Las emociones nos sanan o nos enferman.
  • Las emociones nos hacen resistirnos al cambio o liderar la transformación.

¿Lo dejamos al azar o tomamos las riendas?

Animo!!

Tomas Elorriaga

tomas@banpro.es